Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP pide que sus 11 condiciones no se utilicen como "arma arrojadiza"

La CUP se ha mostrado preocupada y decepcionada por el clima preelectoral y el uso partidista que considera que se está haciendo de la consulta soberanista del 9N, y ha pedido que las 11 condiciones que exige para garantizarla no se utilicen como "arma arrojadiza" entre partidos.
En un comunicado, la formación independentista ha sostenido que estos 11 requisitos "debían ser parte de la solución, y no un arma en la disputa partidista", por lo que ha asegurado que no contribuirá a alimentar este clima.
La CUP ha aseverado que seguirá trabajando por el compromiso de celebrar la consulta soberanista con las máximas garantías posibles, y que, según ha dicho, forzosamente se ubican entre las suspensiones del Estado, las renuncias del Govern y las limitaciones de los partidos proconsulta: "Cada uno sabe a día de hoy qué responsabilidades tiene sobre el 9N".