Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP dice de que "no se tragará todos los sapos" en nombre de una unidad mal entendida

Avisa a CDC de que hacer de la CUP el chivo expiatorio en campaña afectará a la cuestión de confianza
Diputados, exdiputados y miembros del Secretariado Nacional de la CUP enviaron el miércoles una carta a los militantes para explicar la situación actual de la formación, en la que rechazan las acusaciones de CDC de ser responsables del bloqueo del proceso independentista y en la que han advertido de que "no se tragarán todos los sapos" en nombre de una unidad malentendida en torno a la independencia.
En la misiva, consultada por Europa Press, reconocen que la CUP afronta el mayor debate político que ha vivido jamás y que lo hacen como siempre "debatiendo y buscando la inteligencia colectiva para ponerse al servicio de las clases populares y de la causa política catalana hacia la libertad".
Afirman que, pese a ello, algunos se han dado cuenta ya de que "la CUP no será la sirvienta de la finca ni que, en nombre de una a veces malentendida unidad, se tragará todos los sapos".
"Ni ángeles ni demonios", añaden, aunque aseguran que el 26J aclarará de nuevo que en la lamentable ausencia de un vía democrática haca la independencia, será necesario construir una vía independentista hacia la democracia.
La CUP saca pecho de sus 30 años de historia trabajando con el tejido asociativo, de barrios y el municipalismo alternativo frente a "los francotiradores del sistema y el impacto del capitalismo corrupto" en Catalunya.
Por eso, lamentan que las contradicciones del proceso de independencia se hayan mezclado con el debate de los Presupuestos para 2016 --que el Parlament acabó rechazando tras recibir sólo el apoyo de JxSí--, "los cálculos electorales espurios y las recomposiciones partidistas".
POLÍTICA ELECTORAL DE CDC
Con todo, avisan de que hacer de la CUP el chivo expiatorio de todos los males puede resultar rentable a corto plazo, pero "o no aporta nada o aporta más dificultades añadidas al escenario determinante que hay que afrontar en otoño" cuando Puigdemont ha anunciado que se someterá a una cuestión de confianza.
"Cuestión de la confianza. La CUP siempre ha rechazado la máxima cínica de que lo que se dice en campaña se queda en campaña", ha advertido en referencia velada a CDC, que ha atribuido a los 'cupaires' la culpa de que el Govern no haya sacado adelante su proyecto de Presupuestos que llevó en el Parlament.
La carta la firman los miembros de la CUP Albert Botran, Anna Gabriel, Benet Salellas, David Fernàndez, Eulàlia Reguant, Ferran Carbonell, Gabriela Serra, Hugo Alvira, Isabel Vallet, Joan Garriga (Nana), Josep Manel Busqueta, Julià de Jòdar, Laia Altarriba, Laura Rafecas, Llorenç Casanova, Mireia Boya, Mireia Vehí, Neus Montaner, Nora Miralles, Pilar Castillejos, Quim Arrufat, Sergi Saladié, Xevi Generó y Òscar Simón.