Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae un grupo criminal que 'surfeaba' camiones para robarles en marcha los teléfonos móviles que transportaban

Utilizaban tres coches, uno de ellos con techo solar, por donde salía uno de los asaltantes para cometer un robo "tan ingenioso como peligroso"
La Policía Nacional ha detenido a diez personas que formaban parte del núcleo duro de un grupo criminal formado por ciudadanos rumanos que 'surfeaba' camiones ayudándose de tres coches de alta gama, uno de ellos con techo solar, con los que robaban la mercancía en plena marcha. Los vehículos asaltados transportaban teléfonos móviles de una marca española y cubrían siempre la misma ruta en Madrid.
De la operación policial ha dado cuenta este viernes el inspector jefe del Grupo de Europa del Este de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). "El modus operandi del 'surfeo' era tan ingenioso como peligroso", ha explicado sobre esta banda asentada en España desde al menos cuatro años y que cometía los robos de forma muy escalonada.
A finales de 2016, las empresas de transportes alertaron a la UDEV de este tipo de robos. El 'surfing' consiste en asaltar camiones con la peculiaridad de robar la mercancía mientras el camión se encuentra en movimiento. Para ejecutar el robo son necesarios tres coches, uno de ellos con techo solar, que no dudan en utilizarlos para impactar con otros turismos en el caso de que consideren que pueden poner en riesgo el golpe.
El tercero de esos turismos utilizados por la banda era el que se situaba detrás del camión. Por la parte superior del mismo salía al exterior uno de los delincuentes, ayudado de arneses y eslingas. Una vez forzados los precintos de seguridad del camión, accedía a la caja sin que el conductor se percatase, vaciando la mercancía que transportaba.
La Policía Nacional inició sus pesquisas partiendo de al menos dos robos, uno a finales de febrero y otro el 22 de julio. En ambos casos los camioneros no realizaron ninguna parada desde su punto de destino en Meco hasta la base logística de la empresa en Getafe, como luego se comprobó analizando el tacógrafo. También se ha descartado que existiera algún 'topo' dentro de las empresas de transportes.
DETENCIÓN EN BECERRIL DE LA SIERRA
Las indagaciones policiales llevaron a una casa rural alquilada en Becerril de la Sierra (Madrid). "Los arrestados no vivían en España, robaban y se marchaban, dejando aquí sólo una pequeña infraestructura logística", ha explicado el inspector jefe de la UDEV. Para la detención en esta casa, la Policía tenía previsto movilizar al Grupo Especial de Operaciones (GEO), al tener constancia de la agresividad del grupo.
Un juzgado de Colmenar Viejo denegó el mandamiento de registro y detención en el domicilio de Becerril de la Sierra. Por este motivo, la UDEV lideró un operativo alternativo que, tras seis horas de negociación, concluyó con la entrega de los diez rumanos. En Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares también fueron arrestado cuatro marroquíes. Marruecos era el país al que se enviaban los móviles robados.
En la operación se han intervenido 2.900 euros, varios equipos de transmisión, herramientas para forzar las jaulas del interior de los vehículos industriales, arneses y eslingas. Además se ha registrado un turismo con techo solar y una furgoneta y se han intervenido guantes y herramientas de diferentes tipos necesarias para forzar las puertas del transporte, bridas y tensores elásticos, cuatro paquetes cerrados con el logo de una empresa de transporte, un GPS y garrafas de gasolina.
La Policía averiguó que la mercancía de uno de los robos fue entregada a dos grupos de receptadores, consiguiendo recuperar 417 teléfonos móviles valorados en 215.000 euros.