Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una banda que falsificaba padrones para inmigrantes en Barcelona

El padrón de los inmigrantes es noticia. Mientras se debate la legalidad o no de la iniciativa del Ayuntamiento de Vic para no empadronarlos si no tienen papeles, la Policía Nacional ha desarticulado en Barcelona una red que se dedicaba a falsificar y vender los certificados a los inmigrantes a entre 1.500 y 3.000 euros. Según han informado los agentes, 24 personas han sido detenidas en la operación. Además, un empleado para el ayuntamiento de Tenerife figuraría entre los miembros de la citada banda.
Según ha informado la Policía Nacional, por su presunta relación con la banda han sido detenidas 24 personas, lo que incluye tanto a los extranjeros que habían adquirido los documentos falsos como a las personas que se encargaban de realizar los duplicados y de su posterior venta.
Entre los miembros de la banda figura presuntamente un empleado de un ayuntamiento de la provincia de Tenerife, que era el responsable de distribuir los documentos falsos en la comunidad canaria y que ha sido reconocido por las víctimas de la banda.
De hecho, entre los certificados de empadronamiento que han sido incautados por la Policía Nacional figuran documentos falsamente expedidos por ayuntamientos de Gandía (Valencia), Tias (Lanzarote), Azpeitia (Guipúzcoa) y Premià de Mar (Barcelona) y, principalmente, de las localidades tinerfeñas de La Candelaria y Arna.
Los certificados falsos eran adquiridos por inmigrantes "sin papeles" que fundamentalmente pretendían utilizarlos para obtener el permiso de residencia por arraigo. Por ese motivo, la banda traficaba también con informes de inserción expedidos por servicios sociales municipales, certificado que los extranjeros adjuntaban en algunos casos a la documentación requerida para su regularización administrativa.
Las investigaciones que han permitido desmantelar esta red se iniciaron el pasado verano, cuando se descubrió a un inmigrante de nacionalidad pakistaní que había solicitado la autorización de residencia por arraigo y aportaba un certificado de empadronamiento falsificado del Ayuntamiento de La Candelaria de Santa Cruz de Tenerife.
A los detenidos, de origen pakistaní, se les han incautado impresos de empadronamiento en blanco de distintos ayuntamientos, así como expedientes originales de regularización, pasaportes y certificados de padrón o de arraigo social, tanto originales como fotocopias. EPF