Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caldera asegura que decir que todo se arregla si Rajoy gobierna "es una estupidez"

Cree que si se tocan la educación y la sanidad, se atenta contra los derechos de los ciudadanos, pero también contra la economía futura
El coordinador del programa electoral federal del PSOE, Jesús Caldera, ha asegurado que "esa idea de que si gobierna Mariano Rajoy --candidato del PP a la Presidencia del Gobierno-- todo se arregla, aparte de ser un eslogan, es una estupidez", porque dada la dimensión, la crisis no se resuelve "con políticas del pasado".
Caldera, que ha presentado este viernes en Málaga las líneas principales con las que se presentará Alfredo Pérez Rubalcaba a las próximas elecciones generales, ha apuntado que "las dos grandes ofertas" que hace Rajoy y su programa electoral se reducen a "depende y una economía como Dios manda". "Yo pienso que eso no es creíble, hay que comprometerse y decir como, a pesar de las dificultades, se puede salir de la situación. Tenemos confianza en este país", ha dicho.
Así, ha indicado que los socialistas más que un programa tienen "un proyecto y el compromiso con los ciudadanos" y ha dicho que "para que haya empleo tiene que haber reactivación económica, pero a su vez tiene que haber un impulso desde lo público a la inversión", para lo que "tiene que haber recursos, que sólo pueden salir de impuestos a quienes más tienen", ya que con la imposición actual "no hay suficiente".
Caldera ha afirmado que se propondrá "un gran plan de empleo con financiación pública porque para arrancar de nuevo el crecimiento económico se necesita un esfuerzo inicial. La iniciativa privada está deprimida". "Ayudaremos a las empresas, emprendedores y autónomos a que el empleo que generen para contratar tenga poquísimos costes", ha señalado, añadiendo que, por su parte, la derecha "piensa lo contrario, despido barato y barreras a la entrada al mercado laboral".
Ha indicado que se contemplarán, entre otros aspectos, favorecer la contratación de menores de 30 años, "los que tengan cualificación y los que no la tenga"; la apuesta por los nuevos emprendedores y su financiación, y la ayuda a empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas, "para que contraten al menos por cada uno o dos trabajadores, otro más, acogiéndose a ayudas públicas", que, según ha precisado, "vendrán de impuestos".
IMPUESTOS A LOS QUE TIENEN MÁS CAPACIDAD
El socialista ha precisado que "no se tocará a los trabajadores ni a la clase media, pero sí a quienes tienen capacidad económica", indicando que "los planes de empleo se financiarán con un impuesto a la banca", que, según ha significado, "incluso en estos tiempos de crisis tienen unos 15.000 millones de euros de beneficios; se les va a pedir una pequeña contribución". También ha aludido a impuestos como el del patrimonio y el de las grandes rentas del capital.
También ha destacado que actualmente la tasa de cobertura en materia de desempleo es del 75 por ciento, "la más alta de nuestra historia", y ha incidido en que el eje esencial del programa electoral será "buscar una economía más sana y competitiva". Así, ha dicho que se apostará por "sectores estratégicos", aunque algunos necesitan "renovaciones a fondo", como son turismo, transporte y construcción, algo sobre lo que el Gobierno "ha empezado a poner medidas".
Así, el exministro socialista de Trabajo ha manifestado que, en lo que respecta al transporte, debe ser "menos contaminante y más sostenible", mientras que el turismo "debe ir ganando calidad paulatinamente". Algunos sectores, ha dicho, necesitan "planes de reordenación" que "estamos dispuesto a hacer" y otros, unos siete u ocho, "están generando empleo".
En la construcción, ha aseverado que se apuesta por la rehabilitación, "más que por la nueva vivienda". Sobre este sector, ha hecho hincapié en la "sobredimensión" y en que "sabemos dónde está el problema, reordenar". También ha hablado de los compradores de buena fe, destacando que se ha elevado el límite inembargable y que se propondrá la obligación a las entidades financieras de ofrecer la dación en pago que "sólo se puede aplicar para el futuro".