Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camacho dice que la democracia no se hace con "simulacros de referéndum en cajas de cartón"

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha advertido este sábado de que la democracia no se ejerce "contra la ley ni haciendo simulacros de referéndum en cajas de cartón, sino respetando la legalidad".
En la inauguración del Campus de Nuevas Generaciones del PP catalán en Santa Susanna (Barcelona), ha remarcado que la democracia española "no se va a dejar engañar por la falsa astucia" del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha subrayado que el Gobierno central garantizará el respeto a la ley.
Ha subrayado que después del 9N es necesario abrir un diálogo dentro de la ley con el Gobierno central, y ha apostado por "la reconciliación entre catalanes y con el resto de españoles, porque no se puede seguir en una Cataluña tensionada y dividida".
La líder popular ha afirmado que el 9N "tiene nombre de película: 'Salvemos al presidente Mas', porque es su único objetivo, en el que colaboran con su cobardía ICV y CUP, y también ERC, que lo único que espera es que fracase".
Ha afirmado que tendrá una segunda parte que "será 'El partido del president', un instrumento para presentarse a unas anticipadas, con unos cuantos artistas invitados que le ayuden a esconder su incapacidad para gobernar Cataluña".
La dirigente del PP catalán ha asegurado que los catalanes saben que la película acabará con Mas "marchándose a su casa como ya tendría que haber hecho en 2012 cuando pidió una mayoría excepcional y perdió 12 diputados".
Ha considerado que Cataluña no se merece estar permanentemente con elecciones anticipadas para "intentar que CiU se salve de su debacle política", y ha remarcado que los catalanes se merecen estabilidad para recuperar la economía.
Camacho ha calificado a Mas como "el peor presidente de la Generalitat de la historia, que ha encontrado en el proceso independentista la mejor excusa para no gobernar".