Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camacho reitera que el Gobierno no permitirá el nuevo 9N

"Iceta ha dicho lo que todos sabíamos porque la democracia española no contempla plebiscitarias"
La presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, ha reiterado este lunes que el Gobierno central no permitirá que se celebre el proceso participativo del 9N porque "no tiene ninguna garantía democrática".
Lo ha explicado este lunes en rueda de prensa después del comité de dirección del partido --esta vez, con representantes territoriales y de Nuevas Generaciones--, que se volverá a reunir el 4 o 5 de noviembre.
Camacho ha comparado la nueva consulta con la frase popular "Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como', porque los mismos separatistas son quienes organizarán, votarán y recontarán los votos".
Ha acusado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de engañar a los catalanes y ha afirmado que "el 9N es la gran mentira y parece que ya tienen decidido que dos millones de personas votarán".
Además, Camacho ha criticado la gestión de Mas al "utilizar como escudo a los funcionarios, que no tienen por qué dar la cara y que serán responsables de la ilegalidad" de la consulta.
También ha calificado a Mas como un "sucedáneo de presidente que lleva dos años sin gobernar", por lo que pide un nuevo presidente reformista que no sea un trilero, según ella.
LAS PALABRAS DE ICETA
Camacho también se ha referido a las palabras del líder del PSC, Miquel Iceta, sobre que en la Alemania de 1933 hubo plebiscitarias.
"Iceta ha dicho lo que todos sabíamos, porque la democracia española no contempla ningunas elecciones plebiscitarias", ha dicho.
Se ha mostrado sorprendida por las críticas que ha recibido el líder socialista y que, sin embargo, "no se cuestionen las acciones de Artur Mas".