Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camarero responde a Sánchez que "la violencia de género ya es una cuestión de Estado" y apela al rigor y la unidad

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha respondido al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien ha matizado este viernes que con su propuesta de implantar funerales de Estado para las víctimas de violencia machista quiso decir que "eran cuestión de Estado", que "la violencia de género ya es una cuestión de Estado" y que esta lacra social "se combate desde la responsabilidad, desde el rigor y desde la unidad".
Así lo ha indicado en declaraciones a los periodistas tras firmar un convenio con la Universitat de València para impulsar el desarrollo y mantenimiento del Registro Español de Tumores Infantiles, a preguntas acerca de la iniciativa del líder socialista.
Susana Camarero ha espetado a Sánchez que "el Gobierno viene trabajando desde el primer día de la legislatura para evitar precisamente estos funerales" y que les "preocupa mucho el desconocimiento, que no es la primera vez que muestra, ante un drama social y una lacra como es la violencia de género".
Además, ha remarcado que "la foto de la que nunca debería salir es la foto de la unidad de las fuerzas políticas en esta erradicación de la violencia de género".
"GOBIERNO QUIERE QUE NO HAYA QUE ASISTIR A ESOS FUNERALES"
"Sería malo que el PSOE se saliese de esta foto y el Gobierno lo que quiere es que no haya que asistir a esos funerales", ha zanjado.
Camarero ha subrayado que "este año se ha incrementado de forma sustancial los presupuestos" en esta materia y que "han crecido un 7 por ciento los presupuestos destinados tanto a la sensibilización como a la atención a las víctimas de violencia de género", punto en el que ha defendido que Sánchez "debería conocer más la realidad de la que habla antes de meterse en propuestas como este tipo, que él mismo se tiene que rectificar porque no conducen a nada".