Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cambian de destino al jefe de la Unidad de Antidisturbios agredido en las Marchas de la Dignidad de Madrid

El inspector de la Unidad de Antidisturbios de la Policía Nacional conocida como Puma 10, cuyos agentes fueron agredidos en las Marchas de la Dignidad del pasado de 22 de marzo, ya no ejercerá estas funciones y será destinado a Cartagena, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.
La Dirección de la Policía le ha explicado que ha sido relevado de sus funciones actuales no reúne las condiciones para ello, han indicado las mismas fuentes.
Su última misión ha sido el dispositivo policial desplegado en el domicilio de la enferma contagiada de ébola y la concentración de animalistas para evitar el sacrificio del perro de la paciente. Allí, uno de los manifestantes se tiró al coche del furgón donde llevaban el cadáver del animal y resultó herido leve.
Según ha publicado hoy el diario 'La Razón', el funcionario estaba molesto por el trato que se le ha proporcionado tras los incidentes de aquel día y estaría barajando la posibilidad de denunciar al departamento que dirige Ignacio Cosidó.
Un portavoz del Sindicato Profesional de la Policía (SPP), al que pertenece el sindicato, ha asegurado que están realicando gestiones con la Dirección de la Policía y probablemente el lunes mantendrán una reunión para acercar posturas. "La Administración parece que está dispuesta al diálogo y buscar solución ante esta situación", ha manifestado.