Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reunión "Caminos a la prosperidad" acuerda fortalecer las políticas de inclusión

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, conversa con el secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, durante la segunda reunión de la iniciativa "Caminos para la prosperidad". EFEtelecinco.es
Los Gobiernos de 16 países de América acordaron hoy en San Salvador redoblar los esfuerzos para adoptar políticas que permitan ampliar las oportunidades de las mujeres, los jóvenes y los grupos vulnerables, al concluir la segunda reunión de la iniciativa "Caminos para la Prosperidad".
Según la declaración conjunta del encuentro, los países resolvieron "fortalecer la cooperación para asegurar que los beneficios del crecimiento económico sean compartidos ampliamente", y ayudar con especial atención a pequeños y medianos empresarios, agricultores, jóvenes, afrodescendientes e indígenas.
En el documento también se destacó el acuerdo para "ampliar las oportunidades educativas y de acceso a la salud, particularmente para las mujeres, los jóvenes y grupos vulnerables", a fin de que puedan "participar con eficacia en la economía mundial".
Al encuentro asistieron delegaciones de trece países con los que EE.UU. mantiene en vigor tratados de libre comercio, y de otros tres en calidad de observadores.
Entre las delegaciones se encontraban ministros de Economía y Exteriores o representantes de sus países en esas áreas, según los organizadores.
"Caminos a la Prosperidad", iniciativa que impulsa EE.UU, tuvo su primera reunión ministerial en diciembre de 2008 en Panamá, donde se iniciaron las discusiones para crear un mecanismo que incremente el comercio, la cooperación y el desarrollo social.
Al cierre del encuentro, la secretaria de Estado de EE.UU, Hillary Clinton, dijo que los grupos a los que esperan dirigir esta iniciativa "están atrapados en el último escalafón de la economía" en América.
Señaló que en América "la brecha en los ingresos es muy grande, muy pocos niños y niñas pueden terminar su educación, (y hay) demasiadas personas" marginadas.
Clinton, quien visita por primera vez El Salvador, participará mañana en la investidura de Mauricio Funes, de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), como el primer presidente de izquierda de este país.
Respecto a la transición que vive El Salvador, la jefa de la diplomacia de EE.UU destacó que ha sido "pacífica" y una muestra de "la fortaleza" y de la "habilidad de la democracia en las Américas".
Por su parte, el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, quien mañana entrega su cargo a Funes, declaró al cierre del encuentro que el compromiso de los países para continuar apoyando la iniciativa ayudará a aprovechar los "beneficios del desarrollo".
Resaltó que "no existe ninguna contradicción entre el libre comercio y la solidaridad que deben mantener los Estados".
Los funcionarios asistentes acordaron celebrar la tercera reunión de la iniciativa en Costa Rica "a más tardar el primer trimestre de 2010".
En la instalación del encuentro, la canciller de El Salvador, Marisol Argueta de Barillas, presentó como su sucesor a partir de mañana al diputado del FMLN, Hugo Martínez, quien aseguró que "encontrarán en el nuevo Gobierno todo el entusiasmo y toda la iniciativa para impulsar hacia adelante" los acuerdos adoptados.
Martínez destacó el "renovado compromiso" del presidente estadounidense, Barack Obama, con la iniciativa y la búsqueda de "soluciones a la exclusión social".
En especial, alabó la "búsqueda de un enfoque de género" que permita oportunidades iguales para hombres y mujeres y que genere "oportunidades para los niños y niñas de la región".
A la cita asistieron representantes de EE.UU., Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú, así como de Brasil, Ecuador y Uruguay, estos últimos en calidad de observadores.