Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Campesinos marchan en Asunción en el sexto día de protestas por la reforma agraria

Centenares de integrantes de la Federación Nacional Campesina (FNC), la mayor de Paraguay, marcharon en Asunción, durante el sexto día de las protestas que se realizan en diez departamentos del país para exigir una reforma agraria. EFEtelecinco.es
Centenares de integrantes de la Federación Nacional Campesina (FNC), la mayor de Paraguay, marcharon hoy en Asunción en el sexto día de las protestas que realizan en diez departamentos del país para exigir una reforma agraria.
Los integrantes de la FNC se congregaron en una plaza pública en el centro capitalino y posteriormente marcharon antes las sedes de los ministerios de Agricultura y de Hacienda, lo que provocó atascos en horas de alto tráfico.
Ese grupo, que reúne a unas 270.000 familias de pequeños labradores, exige a las autoridades "una reforma agraria integral" así como la condonación de deuda y mayor acceso a tierras.
La mayoría de los manifestantes cultiva algodón, una producción en franco retroceso por el avance de las plantaciones mecanizadas de soja.
Los integrantes de la FNC además llevan a cabo bloqueos intermitentes de carreteras iniciados hace seis días en diez departamentos del país, a la espera de una respuesta del Gobierno.
En ese sentido, el jefe de Estado, Fernando Lugo, quien el 15 de agosto cumplirá su primer año de Gobierno, indicó el martes último que ya se encuentra en marcha el proceso de reforma agraria aunque, no obstante, reconoció que no podrán cumplir de manera inmediata con todas las demandas del sector campesino.
Lugo realizó esa declaraciones durante su rueda de prensa semanal y a pocas horas de reunirse con los dirigentes de la FNC, quienes se habían mostrado satisfechos por la propuesta del Ejecutivo, aunque indicaron que proseguirían con las medidas de fuerza hasta que sus demandas sean atendidas.
La FNC en su manifestación del año pasado exhortó al pueblo a votar en blanco y se mantuvo al margen del grupo de labradores que forma parte de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), que llevó a Lugo al poder en los comicios generales del 20 de abril del 2008.