Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camps sobre Imelsa: "Aquí nadie hablaba mal del presidente de la Diputación provincial ni de la alcaldesa"

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha asegurado este miércoles que ve "feísima y horrorosa" la grabación dentro del 'caso Imelsa' en la que se podría oír al expresidente de la Diputación y exalcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, contando dinero, pero ha recalcado que él avala "trayectorias políticas no personales". "Aquí nadie hablaba mal del presidente de la Diputación provincial ni de la alcaldesa", ha indicado en alusión a Rita Barberá, para añadir que "quien contaba parece billetes en una gasolinera era Pepiño Blanco y está tan tranquilo en la Junta Federal del PSOE".
Así se ha pronunciado en una entrevista en la cadena Cope, recogida por Europa Press, donde ha incidido en que él ha avalado la trayectoria política de Rus y no sabe "esa historia qué es". A su juicio, el expresidente de la Diputación valenciana tenía un "crédito extraordinario" en ese cargo "en ámbitos sociales, económicos, políticos, de partido, de todo el mundo". En esta línea, ha recalcado que él avala "trayectorias políticas no personales" y ha sostenido que si alguien ha hecho algo malo, "obviamente delante del juez o del fiscal, que cumpla con la condena que corresponda".
Camps ha lamentado la sensación "de que todo vale y que uno inculpa a éste, éste a otro", al tiempo que ha subrayado que en el 'caso Imelsa' también han sido citados a declarar como investigados ante la Guardia Civil cargos en la Diputación de Compromís, PSPV y EUPV.
Preguntado por si pone la mano en el fuego por Barberá cuando se va a pedir su suplicatorio --tras la decisión del juez que investiga un presunto blanqueo en el grupo popular en el Ayuntamiento de pedir la acreditación de su aforamiento como senadora--, ha recordado los casos del ministro de Industria, José Manuel Soria, y del presidente de Melilla, sobre quienes al final se determinó que no había ninguna responsabilidad.
Por eso, ha considerado que "todo tiene que tener su tiempo" aunque ha recordado que él asumió la responsabilidad y dejó el cargo de presidente de la Generalitat "elegido por el pueblo" cuando se destapó la causa de los trajes, de la que también salió absuelto.
Así, ha recordado que en julio de 2011 tuvo que dejar la Presidencia ante una imputación que no llevaba inhabilitación de cargo público pero consideró que su partido no se merecía tener en noviembre una campaña electoral centrada en sus trajes. "Y yo no me mercería estar cuatro meses más atacado por los trajes, me fui al banquillo y fui absuelto", ha señalado.
Al respecto ha comentado: "imagínese que no hubiera dimitido de presidente de la Generalitat, seguiría siendo presidente de la Generalitat, pues bueno".
Sin embargo, decidió renunciar y, ha destacado, "con esa fuerza moral que me da el haber dimitido y ser absuelto luego digo que hay personas que se van de la política y luego no ocurre nada y ya nadie les da ni las gracias ni les pide perdón y hay personas, como el ministro de Industria y o el presidente de Melilla que son imputados, que son absueltos y que como no dejaron el puesto de responsabilidad continúan en ese puesto".
"CADA UNO TIENE QUE HACER LO QUE CREA CONVENIENTE"
Camps ha recalcado que el mandato político de Barberá es "la trayectoria de un cuarto de siglo en la ciudad de Valencia, al servicio de los valencianos más exitosas que jamás a tenido Valencia y no puede terminar la carrera de esa manera". "Pero cada uno tiene que hacer lo que crea conveniente: yo dimití otros no lo han hecho y luego fueron absueltos y continúan con sus carreras brillantes como políticos al frente de sus responsabilidades", ha apuntado.
Preguntado por si entiende que le consideren el responsable político de lo que ocurre en el PPCV, ha comentado: "Yo dimití hace cinco y tenían 55 escaños de 99 y las tres capitales de provincia y las tres diputaciones por mayoría absoluta y en los 500 municipios. Todo, absolutamente todo, se había ganado. Eso es lo que yo dejé políticamente el día que me fui".
"Luego se han contado un montón de cosas y de cada una de ellas he ido saliendo: imputaciones, procesos, insidias, insultos, maledicencias y ataques constantes", ha apuntado. Por ello, se ha preguntado: "qué será que llevo cinco años fuera de la política y siguen hablando los de Compromís y PSPV de mí, qué tendrá esto, qué magia tiene todo, qué esconde todo esto".
"BARBARIE QUE YO SEA EL RECAUDADOR"
Preguntado por su opinión acerca de las informaciones publicadas sobre la 'Operación Taula', que apuntan a que estaría considerado como un "recaudador" por parte de los investigadores, ha afirmado que es una "vergüenza y escándalo de primera magnitud" y una "barbarie" que se le califique de ese modo. "Un lío más, es intentar que Camps esté siempre metido en algún lío para que no puede hacer nada" en su vida personal, ha manifestado.
En esta línea, ha cuestionado si alguien puede creerse que un presidente de una comunidad autónoma "va estar amañando contratos, va a ir detrás del dinero y se lo va a llevar a no sé quién, le va a decir a alguien traigame el porcentaje de no sé qué". "Eso es imposible", ha señalado.
Camps ha negado que quiera entrar en política otra vez. "Me fui hace cinco años, dimití de presidente de la Generalitat que fue una cosa tremendamente dura porque le habría dedicado toda mi vida a la actividad política tenía una ilusión increíble por ser para mí lo más importante que se puede ser en esta vida que s ser presidente y a eso me dediqué con toda la lealtad y toda la vocación", ha recalcado.
Sin embargo, se ha lamentado, tuvo que dimitir de "presidente de la Generalitat y del partido al mismo momento porque siempre creí que las dos cosas deben ir juntas y decidí dedicarme a hacer mi tesis doctoral y otras tareas en la vida porque tengo ganas de hacer otras cosas en la vida". "Lo que quiero es que me dejen en paz y poder emprender una nueva vida", ha apostillado.