Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camps y el PP de Valencia, acorralados

Rajoy ha cerrado filas en torno a Camps y desde el PP han preferido defender la hipótesis de un montaje en el que implican a Rubalcaba, al tiempo que se niegan a ordenar una investigación interna. Se agarran a que el informe no es legal porque no tiene autorización judicial. Pero lo cierto es que esas conversaciones fueron grabadas dentro del sumario del "caso Gürtel" y por tanto sí habían sido autorizadas por un juez. La Policía puede actuar por iniciativa propia para investigar siempre que lo haga dentro de un sumario.
En las conversaciones que transcibe el diario "El País" quedan de manifiesto los intentos del PP y de los representantes de la empresa Orange Market,  filial valenciana de Francisco Correa, de maquillar datos de la contabilidad. En varias de esas conversaciones se evidencia que Camps estaba al tanto de los tejemanejes de su partido con Orange Market. David Serra, vicesecretario de organización del PP, llega a decir de él : "Ese lo sabe todo" a lo que Álvaro Pérez, El Bigotes, contesta "Ya, ya lo sé". En varias ocasiones El Bigotes amenaza con "poner un mensaje al presi" para ponerle al tanto de problemas con el pago de una deuda.
Todas estas pruebas no han sido admitidas por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia que considera que un posible caso de financiación ilegal del PP queda fuera del objeto de investigación penal del "caso Gürtel" dentro del que fueron recogidas.
Dinero sin factura procedente del PP
La investigación del diario "El Mundo" a raíz de ese informe revela que el PP habría ingresado más de seis millones de euros en dos años a la contabilidad B de la empresa Orange Market en concepto de actos y servicios.  De esa caja saldría el dinero con que Correa pagaba a cargos públicos, especialmente de Madrid.
Según las conversaciones, esa relación a tres parece clara y lo que queda por demostrar es la implicación de constructoras en la trama. La Policía ha transcrito o informado de correos electrónicos muy reveladores. En varios de ellos Orange Market da la orden de que varios pagos de actos del PP se imputen a un empresario. "Estas dos facturas que están puestas al PP hay que ponerlas a Enrique Ortiz (un contratista de obras)", dice uno de los correos.
Según concluye la Policía, de todo esto se deduce que las constructoras son las pagadoras reales de actos del PP. A esto ya ha contestado el número dos del PP valenciano, Ricardo Costa: "el partido tiene las cuentas claras y auditadas".     LA