Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá se suma a los países preocupados por el lanzamiento de un satélite iraní

Un día después de que Washington dijese que estaba preocupado por el lanzamiento, el ministro canadiense de Asuntos Exteriores, Lawrence Cannon, emitió un comunicado en similares términos. EFE/Archivotelecinco.es
Canadá se sumó hoy al grupo de países occidentales que ha expresado preocupación después de que Irán pusiese en órbita su primer satélite utilizando un cohete desarrollado por los científicos iraníes.
Un día después de que Washington dijese que estaba preocupado por el lanzamiento, el ministro canadiense de Asuntos Exteriores, Lawrence Cannon, emitió un comunicado en similares términos.
Cannon afirmó que "hay una gran inquietud en la comunidad internacional de que Irán aplicará esta nueva tecnología para sus programas de misiles".
"Canadá solicita a Irán que cese sus programas de misiles balísticos y utilice su nueva tecnología de cohetes exclusivamente para propósitos pacíficos", explicó el ministro canadiense.
Teherán utilizó un cohete desarrollado de forma local para colocar en órbita el satélite autóctono de telecomunicaciones Omid.
El Gobierno canadiense vinculó el lanzamiento de Omid y el desarrollo del cohete con el misil de largo alcance Shahab-3 que las fuerzas militares iraníes probaron el pasado mes de julio así como con el programa nuclear del país.
"La comunidad internacional debe permanecer vigilante sobre las exportaciones de bienes de doble uso, servicios y tecnología a Irán y asegurar que no son utilizados para propósitos militares", añadió Cannon.