Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá señala el peligro para los soldados en Afganistán por la filtración de los informes

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Lawrence Cannon. EFE/Archivotelecinco.es
El Gobierno canadiense dijo que la filtración de cerca de 90.000 documentos militares estadounidenses sobre la guerra de Afganistán puede poner en peligro la vida de los soldados canadienses desplegados en el país asiático.
Los citados informes militares revelan operaciones encubiertas, muertes de civiles de las que nunca se informó públicamente y denuncian la ayuda de los servicios secretos paquistaníes al movimiento talibán.
El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Lawrence Cannon, dijo durante una rueda de prensa que "obviamente, nuestro Gobierno está preocupado que filtraciones operacionales puedan poner en peligro las vidas de nuestros hombres y mujeres en Afganistán".
Al respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que los documentos, informes de campo redactados por soldados sobre el terreno, "no contienen grandes nuevas revelaciones" pero sí detallan "nombres, operaciones, personal".
Canadá tiene desplegados más de 2.500 soldados en Afganistán, en su mayoría en la provincia meridional de Kandahar. En total, 151 soldados canadienses han muerto en Afganistán desde el año 2002.
Cannon se negó a comentar sobre el contenido de los documentos filtrados por el sitio de internet "Wikileaks", pero dijo que el Gobierno canadiense no ha engañado al público canadiense sobre el desarrollo de la guerra en Afganistán.
Otra revelación de los documentos es el uso por parte de los talibanes de misiles tierra-aire, algo negado hasta ahora.
Cannon afirmó que el Gobierno canadiense informa de forma periódica al Parlamento sobre el desarrollo del conflicto.
En un comunicado, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general James Jones, indicó que las filtraciones "ponen en peligro las vidas de los estadounidenses y de nuestros socios".
Ahora en el Pentágono, los analistas examinan los documentos para tratar de determinar cuál es el daño preciso que puede haber causado la filtración.