Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canarias acusa al Estado de limitar su capacidad inversora con el techo de gasto

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, ha acusado a la Administración General del Estado de limitar la capacidad inversora de la Comunidad Autónoma con la regla del techo de gasto y de impedir "devolver" a los ciudadanos los recursos que produce la economía canaria incrementando la inversión, reforzando los servicios públicos esenciales o bajando los impuestos.
Así lo ha señalado en la rueda posterior al Consejo de Gobierno, donde Rosa Dávila ha informado de la abstención de Canarias del reparto de déficit propuesto por el Ministerio de Hacienda para la senda 2018-2020 en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
En su intervención, Rosa Dávila quiso recordar que Canarias siempre se ha abstenido en la fijación de los objetos de estabilidad presupuestaria y de deuda en los Consejos de Política Fiscal y Financiera, pues considera que los criterios y los conceptos que entraña la regla de gasto suponen una "limitación" para el crecimiento económico, de las inversiones y del gasto público orientado a los servicios públicos esenciales.
Por esta razón, y a propuesta de Canarias, se acordó la creación de un grupo de trabajo para clarificar la metodología de cálculo del techo de gasto para hacerla "más clara y transparente". Además, también permitirá afrontar "con todas las garantías" --probablemente en 2018-- una reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de cara a una modificación en la que tienen que estar involucrados todos los partidos con representación en el Congreso de los Diputados, indicó la responsable de Hacienda.
Dávila criticó que mientras el Estado se reserva para sí una mayor parte del déficit, las comunidades autónomas tienen que limitarse a un déficit que baja al 0,3%. En este sentido, quiso dejar claro que Canarias no sólo va a cumplir con ese 0,3% en 2017, sino que va a cerrar 2018 con un déficit cero, adelantándose así a los plazos que da la Comisión Europea, lo que dejaría al archipiélago fuera del procedimiento de déficit excesivo si fuera un Estado miembro de la UE, remarcó la consejera.
Por otro lado, consideró ilógico que hoy día se sigan aplicando unas reglas que fueron creadas en el año 2012 para una situación de crisis "profunda", sobre todo cuando en estos momentos la economía crece y, después de años de ajustes, el Gobierno de Canarias quiere "devolver" a la ciudadanía "todo ese esfuerzo que hizo" destinando más recursos a los servicios públicos y a inversiones.
Preguntada por cuál será la posición de la diputada Ana Oramas (CC) cuando la nueva regla de gasto se debata en el Congreso y si también se abstendrá, Rosa Dávila ha puntualizado que la posición de Canarias en el Consejo de Política Fiscal y Financiera es la del Gobierno, por lo tanto, la desvincula de la postura que pueda tener CC en la Cámara Baja.
En cuanto a las cantidades que la Comunidad Autónoma dejaría de gastar si se lleva a cabo esta regla de gasto, la consejera reconoció que es "difícil" calcular, pero insistió en que "está limitando la capacidad de aplicar la totalidad de la recaudación de los ingresos tributarios, ya sea para bajar los impuestos o para reforzar los servicios públicos esenciales y la capacidad inversora del Gobierno".