Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Candidatos critican al PP por la economía y Homs les recuerda su no a la cuentas

El candidato del PP por Barcelona, Jorge Fernández Díaz, ha recibido la crítica de los otros cinco principales candidatos catalanes por la política económica del Gobierno central, y Francesc Homs (CDC) también ha sido crítico pero ha corresponsabilizado a los demás de contribuir a la mala economía porque todos --excepto ERC y la propia CDC-- rechazaron en el Parlament el proyecto de Presupuestos del Govern.
Lo han dicho este domingo en el debate de TV3 y Catalunya Ràdio, recogido por Europa Press, en que han participado por la noche los seis principales candidatos catalanes a las elecciones generales 2016.
Los partidos han negado a Jorge Fernández Díaz (PP) que el empleo haya remontado con el PP, a lo que Fernández ha dicho que "el 75% de contratos que se están haciendo en este país son indefinidos".
Una de las grandes críticas de los candidatos al PP ha sido la reforma laboral y los contratos precarios, y Fernández les ha rebatido que "el 75% de contratos que se están haciendo en este país son indefinidos".
También ha dicho que el PP se encontró en el Gobierno muchos más tipos de contratos que los que hay ahora, y que los contratos indefinidos se han reforzado precisamente con la reforma laboral; y ha añadido que para mejorar el Estado del bienestar "hay que crear empleos, no más impuestos", como plantean otros partidos.
Meritxell Batet (PSC) le ha reprochado que los contratos no indefinidos sean el 25% (según las cifras de Fernández) porque la media europea es del 14%, y ha dicho que al PP "sólo le preocupa el crecimiento, no cómo se crece"; además, ha resumido sus propuestas económicas: un ingreso mínimo vital para los más pobres, bajar la brecha salarial entre hombres y mujeres, y subir el IRPF a los tramos más altos y hacerlo más progresivo.
Sobre el paro, Batet y Xavier Domènech (ECP) han coincidido en atribuirlo a las políticas del PP, pero la socialista ha reprochado a Domènech que Podemos pudo zanjarlo invistiendo a Pedro Sánchez (PSOE).
Domènech ha defendido ir subiendo el IRPF al tramo más alto, que afecta al 7% de la población, y ha reprochado al PP que crea empleo en precario y, además, ni siquiera sirve para remontar la crisis, lo que puede redundar en las pensiones.
Gabriel Rufián (ERC) ha afirmado que Catalunya quiere independizarse para ayudar al 98,9% de las empresas catalanas (que son autónomos y pymes), por ejemplo con una "tregua fiscal" para los que emprenden; acabar con la especial presión fiscal sobre los catalanes --ha dicho--, invertir más en I+D+i, y el Corredor Mediterráneo.
Juan Carlos Girauta (C's) ha lamentado la gran diferencia entre el trabajador con contrato indefinido y el que tiene "contrato kleenex", lo que no favorece la estabilidad necesaria, por lo que promete centrarse en el contrato estable indefinido; además, defiende un complemento salarial para familias que sólo ingresen un sueldo mínimo; y una buena asesoría personalizada a los parados.
Homs ha rechazado tanto a PP como a Podemos como modelo económico y ha dicho que hay que favorecer a los que más han sufrido la crisis, empezando por simplemente "cumplir las leyes" desde el Estado este año para que Catalunya tenga el dinero que le corresponde; y ajustar el impuesto de Sociedades de las pymes, entre otras propuestas.
Pero ha criticado a todos por no haber apoyado los Presupuestos de la Generalitat: "Muchas proclamas" --ha dicho-- pero los partidos han perdido la oportunidad de tramitar unas cuentas que preveían invertir en los problemas de los que hablan, por lo que les ha corresponsabilizado de la situación de la que sólo acusan al PP.
Cuando Homs se ha dirigido a Domènech para criticar también su "modelo Syriza", él le ha recordado las votaciones convergentes de apoyo a las políticas del PP, a lo que Homs ha recordado a su vez las imposiciones de déficit del Estado a Catalunya.
CORRUPCIÓN
En el bloque temático sobre corrupción, el propio Homs ha recelado sobre su propio aforamiento cuando otros candidatos han propuesto eliminarlo: ha dicho que preferiría no estar aforado porque él puede acabar condenado por la consulta del 9N: "Tengo las de perden en el TS de la manera como está ahora" compuesto.
Fernández le ha advertido de que esa afirmación es grave, y ha respondido a todos sobre la corrupción: la ha definido como lo más repugnante, pero ha defendido que el Estado no está corrompido, sino que hay personas corruptas, y que si afloran casos --"normalmente del pasado"-- es precisamente porque las instituciones funcionan.
Admite que hay más corrupción en los partidos que han gobernado, pero afirma que el Gobierno ya ha aprobado medidas anticorrupción (y ha recordado a Batet que el PSOE las ha apoyado).
La socialista ha dicho que los partidos deben recuperar la confianza de la gente en la política como "principal instrumento de transformación de la realidad", y empezar por la tolerancia cero con la corrupción, porque es lo que más ha dañado a la política y a la democracia, para lo cual hace falta transparencia administrativa y de los partidos.
El ejemplo que ha puesto es acabar con las 'puertas giratorias', con cinco años de incompatibilidad para los excargos públicos para acceder a ciertos puestos privados, aunque defiende abordarlo individualmente.
Rufián le ha replicado irónicamente que eso ocurre "depende de quién sea", y ha lamentado asimismo las 'puertas giratorias' pero también otras realidades: defiende que la Familia Real no reciba dinero estatal sólo por ser la Familia Real, prohibir las donaciones anónimas y eliminar los aforamientos.
Girauta ha prometido acabar con los aforamientos, con los indultos a políticos condenados por corrupción y con investigados en candidaturas o cargos públicos.
A propósito precisamente de C's, Domènech ha recordado a Batet: que los socialistas dijeron en campaña que el programa económico de C's era el de la Faes: "No podíamos votar un pacto que habían hecho ustedes con lo que ustedes dijeron que era la Faes".