Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cantabria manifiesta su "absoluto rechazo" al acuerdo UE-Turquía sobre los refugiados

Destina otros 25.000 euros para ayudar a los refugiados y organiza varias acciones de sensibilización
El Gobierno de Cantabria ha expresado este martes su "más absoluto rechazo" al acuerdo suscrito entre la Unión Europea y Turquía sobre los refugiados y ha reclamado a España que en el Consejo Europeo del próximo jueves, 17 de marzo, pide su retirada e inste a tomar "medidas urgentes" para resolver la crisis de refugiados.
En una rueda de prensa en la que el Gobierno autonómico y ACNUR han firmado un protocolo de colaboración, la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, ha hecho un llamamiento a los cántabros a acudir a la concentración convocada por sindicatos, partidos políticos y organizaciones sociales para este miércoles, 16 de marzo, a partir de las 18.30 horas, frente a la Delegación de Gobierno para protestar contra este acuerdo de "devoluciones masivas" de refugiados.
Díaz Tezanos ha señalado que son "muchas" las ONGs y los activistas que han mostrado su rechazo a este acuerdo suscrito, incluida ACNUR.
Además, la vicepresidenta regional ha vuelto a quejarse de que el Gobierno central (PP), actualmente en funciones, no haya convocado a las comunidades autónomas para hablar del plan de reparto a los refugiados y ha recordado que desde Cantabria se han hecho "varios requerimientos" al Ejecutivo central para que lo haga.
Ha explicado que el Gobierno de Cantabria, a través del director general de Juventud y Cooperación al Desarrollo, Jorge Gutiérrez, entregó hace una semana al Ejecutivo el plan de atención a los refugiados aprobado por el Consejo de Gobierno y le insistió en que "Cantabria está preparada para la acogida a estas personas".
EL PROTOCOLO CON ACNUR
Y ya sobre el protocolo suscrito con ACNUR, la vicepresidenta ha explicado que recoge un marco de relaciones institucionales y de colaboración en acciones de ayuda y asistencia humanitaria y, especialmente, en contextos de crisis humanitaria con especial atención a refugiados y desplazados por compromisos.
Además, se incluye la donación por parte del Ejecutivo regional, a través de Cantabria Coopera, de 25.000 euros a ACNUR para que lo destine al campo de refugiados de Zaatarí, en Jordania, e irá dirigido a contribuir al proceso de protección internacional de los refugiados sirios que allí residen.
Con este dinero, se pretende proveer a 70.000 refugiados cupones para la adquisición de bombonas de gas y otros artículos no alimentarios básicos, como mantas, colchones o kits de cocina.
Esta donación se une a otra partidas destinadas por la comunidad autónomo a paliar la situación de los refugiados, como los 60.000 euros enviados para ayudar a los que se encuentran en los campos del Líbano; o los 100.000 euros que se han puesto recientemente a disposición de ONGs y entidades que trabajan con los refugiados.
AGRADECIMIENTO DE ACNUR POR LA "GENEROSIDAD" DE LOS CÁNTABROS
La encargada de suscribir por parte de ACNUR el protocolo con el Gobierno ha sido la directora de Proyectos y de Relaciones Institucionales, Belén Camba, quien ha expresado el agradecimiento de la entidad que representa al Ejecutivo regional y al conjunto de los cántabros por su "generosidad" con la causa de los refugiados.
Ha subrayado que las contribuciones de Cantabria servirán para "paliar" la "difícil situación" de los refugiados.
Además, Camba ha recibido de parte de Díaz Tezanos y del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, quien también tiene las competencias de cooperación, el plan de actuación de Cantabria para los refugiados.
Ha felicitado a Cantabria por su plan y se ha comprometido a entregárselo a la representante de ACNUR en España para su información.
La directora de Proyectos y Relaciones Institucionales de ACNUR ha recordado que este martes se cumplen 5 años del inicio de la guerra en Siria.
Según ha dicho, se trata de un "aniversario muy triste" pues ha sido una guerra que ha traído "tanto sufrimiento humano" y que ha generado la "peor" crisis humanitaria que se recuerda en los últimos años y que está afectando a "muchísima población".
El conflicto sirio, en base a los datos aportados por el Ejecutivo regional, ha desplazado hasta este momento a 11 millones de personas --7 dentro del propio país y los 4 restantes fuera-- para, según Díaz Tezanos, "escapar de la muerte".
Ha subrayado que casi la mitad niños, lo que, según ha alertado, puede crear una "generación perdida" y que "no tiene esperanza para un futuro mejor". "Nuestra obligación como ciudadanos europeos y del mundo es intentar proporcionársela", ha dicho Capa, quien ha destacado la solidaridad de la sociedad española.
El Comité Español de ACNUR tiene 335.000 socios, "muchos" de Cantabria, donde se están desarrollando varios programas, entre ellos, uno de sensibilización y de promoción de la asociación, gracias al cual se ha conseguido que en la comunidad haya casi 4.000 socios, de los cuales más de 2.000 son de Santander.
VARIAS ACCIONES SOBRE EL REFUGIO
El Gobierno regional también realizará en los próximos meses otras actividades de sensibilización y de información a la población sobre la figura del asilo y del refugio, entre las que hay una campaña de concienciación social, una exposición y una campaña en los centros educativos.
La campaña de concienciación se va a poner en marcha bajo el lema 'Ellos no pueden elegir, tú sí: no les des la espalda', donde, a través de cartelería y material informativo en los centros del Gobierno de Cantabria, en las entidades locales y en las organizaciones sociales, se informará del alcance del problema de los refugiados en el mundo.
"Una de cada 122 personas en el mundo es víctima de un desplazamiento forzoso", ha señalado Díaz Tezanos.
Además, del 5 al 15 de abril, los cántabros podrán visitar en la Escuela de Náutica de la Universidad de Cantabria la exposición 'Un día tuvimos que huir', que recoge relatos y dibujos realizados por menores refugiados de entre 10 y 17 años de Somalía, Sudán y Etiopia, y que fueron acogidos en Kenia, en los que relatan sus experiencias, vivencias, sueños y temores relacionados con su situación de refugiados.
También, a través de 'Escuelas Solidarias', se ha remitido a los centros educativos de Educación Primaria y Secundaria material didáctico para que los estudiantes conozcan qué significa ser refugiado.