Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cargo de la Xunta admite que fue a un acto del PP en Argentina en un viaje oficial, pero sólo "saludó a los asistentes"

Asegura que si le "invitan" acudiría a los actos del "PP, BNG y PSOE" y los nacionalistas le acusan de "infringir" el código ético
El secretario general de Emigración de la Xunta de Galicia, Santiago Camba, ha reconocido que acudió a un acto del PP en Argentina durante un viaje oficial, y entre dos actos institucionales, en el que estuvo "ocho minutos", pero aclaró que solo fue, "saludó a los asistentes" e hizo una "breve intervención".
"Como secretario general de Emigración y como persona acudo a todos los actos a los que soy invitado, y si mi agenda me lo permite, por parte de cualquier colectivo de gallegos en el exterior, que incluye organizaciones políticas, sindicales y empresariales", ha explicado el alto cargo de la Xunta en la Comisión Institucional de la Cámara autonómica en respuesta al diputado nacionalista Alfredo Suárez Canal.
El parlamentario del Bloque preguntó al secretario general acerca de su agenda en un viaje entre el 15 y el 19 de septiembre, que Camba defendió por haberse realizado antes de la convocatoria de elecciones (el 27 de septiembre), y acerca de si había acudido a un "acto partidario publicado por un medio de comunicación".
"Mi asistencia al acto que usted dice tuvo ocho minutos, del Centro Lalín, al Club Español. Me hubiera gustado estar más tiempo, pero había quedado a las cuatro y cuarto en el Club Español, y lo único que hice fue saludar a los asistentes y hacer una breve intervención", ha explicado el secretario de Emigración.
A este respecto, ha afirmado que si "no" asiste a un acto, es porque no le "invitan". "Ni me invita el PP, ni el BNG, ni el PSOE, pero también asistiría con sumo gusto", ha manifestado en su intervención, tras lo que ha reprochado a Suárez Canal que "la memoria es muy corta" y, en septiembre de 2006, el entonces vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, visitó Uruguay y Argentina. "Entre otras cosas, inauguró las sedes del BNG en Buenos Aires y Montevideo", ha apostillado.
Sin embargo, el parlamentario del BNG le ha reprochado que "no parece lo más apropiado" celebrar este tipo de viaje en los 100 días anteriores a la celebración de los comicios, como estipula el mandato parlamentario aprobado por unanimidad, si bien Camba le recordó que el "código ético" elaborado por la Xunta (a raíz de la petición de la Cámara autonómica) circunscribe esas limitaciones al tiempo desde la "convocatoria formal de las elecciones".
"Leí el código ético en dos o tres ocasiones, antes parece que había códigos no tan éticos, cuando viajaban otros, no sé si se refiere a este presidente y a esta fotografía", ha señalado Santiago Camba mostrando una foto del expresidente Emilio Pérez Touriño.
"NO FIARNOS DE LA CONVOCATORIA"
Con todo, ha defendido que en el código "se habla desde la convocatoria formal de las elecciones" y el viaje "se hizo antes del 27 de septiembre". "Tampoco podemos fiarnos de un presidente que anunció que ésta era la legislatura del pleno empleo y tenemos cinco millones de parados", ha expuesto el secretario general de Emigración.
"¡Cómo me voy yo a fiar de que pueda ser el día 27 o no esa convocatoria de elecciones!", ha dicho el alto cargo del Gobierno gallego, después de que el diputado nacionalistas le hubiese señalado que la fecha de la cita con las urnas el 20 de noviembre se conocía ya en los meses de verano. "Llevamos muchos datos y sabe que se nos lleva engañado mucho esta legislatura a nivel estatal y no nos podemos fiar de este tipo de cuestiones", ha dicho Camba.
Dicho esto, el secretario general, que relató su agenda institucional de forma detallada incluyendo que fue "objeto de robo" o una jornada en la que no pudieron "comer ni cenar" por falta de tiempo, proclamó que lo que no hará nunca en sus viajes "son anuncios de acciones de gobierno" que no le competen, "como sí hizo" Quintana, reprochó.
En este escenario, Suárez Canal ha acusado a Camba de "infringir" el mandato parlamentario, por el que no se asistiría en los 100 días previos a la cita con las urnas en viaje institucional a reuniones de la colectividad de residentes ausentes, y ha concluido que si llevó a cabo este viaje fue para "activar" los votos de la emigración, puesto que el sistema para ellos es "más complejo".
"Volvemos a las peores prácticas", ha censurado Suárez Canal, quien advirtió que se "vuelve a usar como carne electoral" a la emigración.
Asimismo, ironizó con la confusión en la referencia mensual realizada por Camba (en lugar de referirse a septiembre, dijo entre el 15 y el 19 de noviembre, fecha que no ha llegado todavía) evidencia que le "traicionó el subconsciente", porque "efectivamente ésa (la electoral) era la intención del viaje".
REPROCHE POR UN ACTO DE SONEIRA
Además, se refirió a una publicación del digital 'Xornal Galicia', en la que se recoge una agenda de actos en los que participará la diputada socialista Marisol Soneira y que incluye --según señala el programa de la página-- la "inauguración de un ciclo de cine gallego" en el Centro Gallego de la Plata.
"Lo que no se puede hacer son campañas con fondos públicos, lo que no se puede hacer es que Marisol Soneira va a inaugurar un ciclo de cine en la ciudad de la Plata, que se abrió este miércoles financiado por la Xunta, y que no haya la cortesía de decir que una diputada va a la inauguración", ha reprochado Santiago Camba.
Ante estas alusiones, la diputada del PSdeG Carmen Gallego quiso plantear una cuestión de orden que la presidenta de la Comisión (en ese momento), Cristina Romero, denegó.
Con todo, la parlamentaria socialista llegó a aclarar que ese viaje estaba pagado por "el partido" y no por fondos públicos. Tras concluir la intervención, Camba se acercó a la diputada, quien el pidió "respeto" y "educación" para la miembro de su grupo que no estaba presente en el debate, a lo que el secretario xeral respondió que él tenía "educación", puesto que se "la enseñaron" de pequeño.