Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El príncipe Carlos y Camilla terminan su visita a Brasil en medio de la Amazonía

El príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa, la duquesa de Cornualles, concluyeron hoy la agenda oficial de una visita a Brasil cargada de simbolismos sobre la defensa del medio ambiente, causa abrazada por el heredero del trono británico.
El príncipe y Camilla Rosemary Mountbatten-Windsor se separaron hoy por primera vez desde que llegaron al país y mientras él viajó hasta la ciudad de Santarem, en el estado de Pará, ella permaneció en Manaus, donde ayer ya habían cumplido un intenso programa.
En Manaus, la duquesa de Cornualles conoció el Centro Municipal de Arte y Educación, donde se divirtió con una presentación de un grupo de 60 niños que tocan instrumentos de percusión hechos con latas y otros elementos reciclados por ellos mismos.
Camilla intentó seguir con las palmas el ritmo de los niños, con los que posó para fotografías mientras se protegía del justiciero sol amazónico con una sombrilla blanca de la que no se ha separado desde que llegó a Brasil, el pasado miércoles.
La esposa del príncipe heredero también hizo un paseo en barco hasta el llamado "Encuentro de las Aguas", donde confluyen los ríos Negro y Solimões, uno con aguas totalmente negras y otro de un barroso e intenso color marrón.
En Santarem, Carlos conoció el proyecto Barco Abaré, financiado por una agencia de cooperación holandesa, centrado en un buque que recorre ríos amazónicos con maestros y médicos que ofrecen sus servicios en casi un centenar de poblaciones ribereñas.
También visitó la deprimida barriada de Maguarí y se entrevistó con la gobernadora de Pará, Ana Julia Carepa, quien le expuso sus proyectos ambientales, con especial énfasis en uno bautizado como "1.000 millones de árboles para la Amazonía" y que propone medidas para recuperar las zonas devastadas.
Mañana, la pareja real se reunirá en Manaus, desde donde viajará hacia Ecuador, última escala de la gira suramericana que comenzaron la semana pasada en Santiago de Chile.