Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal rechaza investigar a Carmena y Mayer por enaltecimiento del terrorismo por la obra de los titiriteros

La Fiscalía ha rechazado que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la concejal de Cultura, Celia Mayer, y el director artístico Ramón Ferrer Prada sean investigados por enaltecimiento del terrorismo al entender que "no ejecutaron actos ni vertieron expresiones" que permitan considerarlos responsables del delito que habrían cometido los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García en los carnavales del distrito de Tetuán durante la escenificación de una obra en la que se mostró un cartel con la leyenda 'Gora Alka-ETA'.
El fiscal Pedro Rubira ha informado a favor de admitir a trámite las querellas presentadas por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia (DyJ) por los actos acontecidos el pasado 5 de febrero durante la representación de la obra 'La bruja y Don Cristobal', de la compañía 'Títeres desde abajo', en la que se exhibió esa leyenda para referirse a las organizaciones terroristas Al Qaeda y ETA.
El Ministerio Público, que no considera necesario imponer fianzas a ambas asociaciones para ejercer la acusación, ha mostrado su disposición a tener por querellados a los titiriteros por los delitos de enaltecimiento o justificación del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales y las libertades públicas que habrían cometido durante la representación de la obra, en la que había público infantil.
Alfonso Lázaro y Raul García quedaron en libertad tras pasar cinco días en la cárcel de Soto del Real por un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales, después de que el juez Ismael Moreno admitiera un recurso de su defensa, con el visto bueno de la Fiscalía, y les impusiera comparecencias diarias en el juzgado más próximo a su domicilio, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del territorio nacional.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)