Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmona le espeta a Ahora Madrid que son "el gobierno en el alambre" y que está "agotado de buenas intenciones"

El portavoz socialista en la comisión de Sugerencias y Reclamaciones, Antonio Miguel Carmona, le ha espetado este martes a Ahora Madrid que son "el gobierno en el alambre y que no paran de moverlo", a lo que ha añadido que está "agotado de buenas intenciones".
Tras conocer los datos de sugerencias y reclamaciones en el Ayuntamiento de Madrid durante el primer semestre de 2015, Carmona ha descrito con una única palabra la situación, "frustración".
Y es que ha asegurado que quienes apoyan al gobierno de Ahora Madrid están "profundamente frustrados" ante un Ejecutivo "en el alambre" y que "no paran de moverlo". Ha vaticinado que como sigan con ese movimiento "van a caer".
En este punto, y tras conocer el informe, Carmona ha afeado a Ahora Madrid que son "los mismos actos que con el PP para llegar a las mismas conclusiones", independientemente de estar rodeados por "grandes funcionarios".
Para Carmona es un "desastre" que la carta de servicios de Sugerencias y Reclamaciones no haya sido aprobada en 2015, como ha confirmado el director general de Transparencia, Javier Moscoso, en comisión. "No ha superado el examen de certificación por el grado de incumplimiento. ¡Hasta cuándo vivirán de lo que hizo el PP!", ha lanzado antes de definir la gestión de los populares en este campo como "desastrosa".
En sugerencias y reclamaciones hay "un atasco, tardan en contestar". Así, ha apuntado que la carta de servicios obliga a contestar en 30 días cuando la media es de 35, algo especialmente grave al tratarse de la "principal ventanilla de participación ciudadana".
La "frustración" también está determinada por no haberse modificado los reglamentos orgánicos y por mantener nombramientos del PP. "Se siguen haciendo las mismas cosas, las ideas no se ponen en marcha", ha criticado refiriéndose directamente a la remunicipalización de servicios. El "incumplimiento generalizado" sirve para "agotar el buenismo". Carmona ha reclamado que se pase a los hechos porque "se empieza a acabar la paciencia".