Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmona (PSOE) cree que el auténtico alcalde de Madrid es Beteta porque es un "Ayuntamiento intervenido"

Acusa al PP de "arruinar" la ciudad "como en la época de Carlos II"
El precandidato socialista al Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona ha opinado que el auténtico alcalde es el secretario de Estado de Administración Pública, Antonio Beteta, porque el de la capital es un Consistorio "intervenido".
En una entrevista concedida a Europa Press, el socialista ha lanzado sus dardos no sólo contra la regidora, Ana Botella, sino también contra su antecesor, el exministro Alberto Ruiz-Gallardón. De él ha declarado que "dejó endeudado, hipotecado Madrid, para muchos lustros" hasta llegar a la cifra de deuda de 8.000 euros, cantidad en la que incluye la de "las facturas que tienen ocultas".
"Tras arruinar Madrid como en la época de Carlos II, lo que han hecho (desde el PP) ha sido un plan de ajuste lesivo a los intereses de varias generaciones. Esto sólo se le ocurre a los que han arruinado Madrid, que son los mismos que ahora gobiernan y han intervenido Madrid", ha apostillado.
"CONCEJALES DE PAJA"
El también diputado autonómico ha insistido en que el PP "arruina Madrid y el Gobierno de la Nación interviene Madrid a través de un plan de ajuste", lo que le lleva a afirmar que los ediles "en el fondo son concejales de paja en un Ayuntamiento intervenido". "El verdadero alcalde de Madrid se llama Antonio Beteta, que es quien tiene intervenido el Ayuntamiento de Madrid", ha subrayado.
El plan que propone Carmona pasa por "renegociar" con el departamento de Cristóbal Montoro "un nuevo plan de ajuste que no sacrifique a varias generaciones" para poder aumentar el gasto de limpieza, movilidad y servicios sociales y "restar presión a los madrileños en sus tributos".
En este punto, el socialista ha insistido en la paternidad de la eliminación de la Tasa de Basuras al asegurar que hizo la propuesta seis meses antes de que lo anunciara Ana Botella. Además cree que "no pueden presumir de eliminarla quien la ha puesto", el PP.
Por otro lado, Carmona echa mano de sus conocimientos económicos --de hecho es profesor de esta materia en la Universidad San Pablo CEU-- para defender que es posible, como expone a sus alumnos, rebajar el IBI "si baja el precio de la vivienda".
Ya apunta como deberes si llega a la Alcaldía en mayo de 2015 el pedir a la Dirección General del Catastro una revisión de los valores catastrales para repercutir la bajada del precio de la vivienda en la de los valores catastrales y, por lo tanto, en el IBI. "Desde el punto de vista fiscal es posible que baje el precio de la vivienda y suba el IBI pero desde el punto de vista económico es un sinsentido que pongo de ejemplo en mis clases. Y también desde el punto de vista social", ha expuesto.
Todas esas medidas las aplicaría desde el Palacio de Cibeles porque no es partidario de volver a la Casa de la Villa después del "derroche" realizado. Sí que defiende abrir Cibeles a la participación de la mano de asociaciones, del movimiento de la mujer o del colectivo LGTB.