Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carnota (La Coruña) pedirá declarar zona catastrófica el monte Pindo, arrasado por las llamas de un incendio

El PP acusa al alcalde "de prender un fuego político" y avanza que no asistirá al pleno extraordinario pues "es momento de estar en la calle"
El alcalde de Carnota, Ramón Noceda, ha convocado un pleno urgente para la tarde de este viernes, a las 19.00 horas, con el fin de declarar zona catastrófica el monte Pindo, arrasado por un incendio forestal desde el pasado miércoles.
Según ha explicado el alcalde a Europa Press, esta reclamación pretende servir para contar con subvenciones y ayudas para "mejorar y restaurar" la zona afectada por las llamas, sobre todo, pensando en las lluvias por las consecuencias que tiene para la contaminación de las aguas el arrastre de las cenizas.
"Insalvable", ha lamentado el regidor de esta localidad en referencia al monte Pindo, un paraje de extraordinario valor natural que ha sido devorado por el fuego. "Lo que más nos preocupan son las consecuencias, que pueden ser ya. Las desgracias nunca vienen solas", ha constatado.
Noceda ha indicado que todavía no le pudo comunicar a la consejera de Medio Rural, Rosa Quintana, la intención de declarar la zona como catastrófica, pero sí mantuvo conversaciones con ella este jueves y sabía que ahora "había que evitar las consecuencias".
El primer edil, que este viernes ha estado acompañado por el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha explicado que la convocatoria del pleno tiene como objetivo que todos los grupos se manifiesten al respecto.
EL PP ACUSA AL ALCALDE
Por su parte, el PP de Carnota ha acusado al alcalde, a través de una nota de prensa, "de prender un incendio político antes de acabar de apagar el incendio del monte Pindo".
El grupo municipal popular avanza en el comunicado que no asistirá al pleno extraordinario pues cree que "este no es momento de sentarse a debatir en un pleno, sino que es momento de estar en la calle, apoyando a los vecinos y colaborando tanto como se pueda en la extinción del incendio".
"Hay muchos vecinos cuyas casas y propiedades están aún en riesgo", explica el portavoz popular, Xosé Oreiro. "Ahora no es momento de sentarnos a debatir. Es momento de estar con ellos y no de incendiar el debate político y por eso el PP no irá a este pleno", incide.
Oreiro explica que la convocatoria de este pleno está "muy alejada de lo que es realmente importante ahora mismo para Carnota". "De todos es sabido que ayer el alcalde no tuvo tiempo para interesarse por el bienestar de los carnotanos porque estaba muy ocupado reunido con los miembros de una asociación que pretende convertir el monte Pindo en parque natural", critica.
Los populares consideran "vergonzoso" que tras esa reunión el regidor "decidiera convocar un pleno extraordinario cuyo único punto está relacionado con los intereses de la citada asociación".
"Un alcalde no puede gestionar un ayuntamiento con el único fin de que el monte Pindo sea declarado parque natural", añaden y dicen que esto es así, entre otras cosas, "porque ya quedó demostrado en muchísimas ocasiones que los vecinos de O Pindo no están de acuerdo con esa idea", algo que "demuestra también el hecho de que en esa asociación suya se pueden contar con los dedos de una mano los que son de O Pindo".
"DISPUESTOS A DEBATIR"
El PP puntualiza que está "dispuesto a debatir" esta cuestión, "pero no mientras el incendio siga activo y se desconozcan las causas y el alcance del desastre".
En cualquier caso, pregunta al regidor "por qué no hubo ningún pleno, ni ordinario, ni extraordinario, cuando despidió a seis trabajadores municipales con más de 20 años de antigüedad, algo que --dice-- ya da cuenta de lo poco que le importan las personas, porque lo único en lo que se basa su nula gestión es en los intereses partidistas".
Los populares recomiendan al primer edil "que se deje de reuniones sectarias" y de "incendios políticos" y que se preocupe "realmente" de los vecinos, "que para eso es alcalde". "Es muy irresponsable que esté atendiendo a una asociación en vez de estar colaborando en la persecución de los incendiarios que provocaron esta castástrofe y apoyando a los vecinos", ahonda Xosé Oreiro.
Por otra parte, agradece el esfuerzo de la Xunta, que, resalta, "no escatimó en recursos para controlar la situación y puso a los vecinos como prioridad en todo momento". Asimismo, valora la sensibilidad mostrada por la consejera de Medio Rural, que estuvo "a pie del incendio", y la del vicepresidente, Alfonso Rueda, y el delegado del Gobierno, Samuel Juárez.
VENCE MUESTRA SU APOYO
Por su parte, el portavoz nacional del Bloque, Xavier Vence, se ha desplazado este viernes hasta Carnota para conocer de primera mano el alcance del fuego y ha expresado la "total solidaridad y apoyo" de la formación nacionalista al alcalde, la vecindad y todas las personas que participan en la extinción de las llamas.
En este escenario, ha interpelado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, por si "después de ver arrasado el emblemático paraje natural del monte Pindo por las llamas mantiene que es una campaña extraordinaria en la lucha contra el fuego". Esta declaración, ha subrayado, "merece entrar en la historia de la irresponsabilidad política".
El BNG, ha explicado Vence, considera que el monte arde "porque no existe una política agraria y forestal que acabe con un problema estructural" y señala al Gobierno de Feijóo como "principal responsable por no adoptar las medidas necesarias para acabar con las causas estructurales que hacen arder el monte año tras año".
Y, para el caso específico del monte Pindo, la formación reclama la declaración de zona catastrófica y un plan "urgente" de recuperación de la zona afectada.
El fuego que lo ha arrasado es, según ha afirmado su portavoz nacional, "resultado directo de la inacción del Gobierno gallego y del veto sistemático del PP en el Parlamento gallego a declarar el monte Pindo como parque natural, como solicitó el BNG, lo que supondría unas inversiones y unas medidas de preservación que habrían impedido el fuego o minimizado sus efectos".
El BNG ya confirmó su apoyo y participación en la manifestación del 6 de octubre convocada por la Asociación Monte Pindo Parque Natural.