Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carromero no viajó a Cuba por motivos políticos y su accidente se debió al mal estado de la carretera, según su adjunto

Ángel Carromero, dirigente de Nuevas Generaciones del PP que conducía el coche que tuvo el accidente en el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, viajó a Cuba por "motivos personales y no políticos", según ha asegurado Borja Alcedo, amigo y colaborador en el partido, que ha insistido en que el accidente se debió al mal estado de la carretera.
En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Alcedo ha explicado que Carromero tiene unas "profundas convicciones cristianas" y es un "amante de la libertad", razones por las que viajó a Cuba, un viaje sobre el cual "el partido no estaba informado" ha señalado.
Al ser preguntado por las causas del siniestro por el que la Fiscalía cubana pide siete años de cárcel, el amigo de Carromero ha indicado que la familia y amigos están "convencidos" de que Ángel es inocente y que el accidente fue provocado por el "mal estado de la vía". Con esta afirmación desecha la versión que apuntaba a que un coche había impactado contra ellos.
ESPAÑA NO PAGA SU DEFENSA
En el juicio, que estaba previsto para este viernes aunque es posible que se atrase hasta principios de septiembre, Carromero estará defendido en La Habana por dos abogadas cubanas apoyadas desde Madrid por un bufete internacional "pagado íntegramente por la familia y no por el Estado Español" ha apuntado Alcedo.
Al juicio no podrá asistir la familia del acusado pero según Alcedo "esperan" que su abogado pueda asistir al mismo y estar en continuo contacto con las abogadas cubanas que son las que se encargan de la defensa.
La familia del disidente Payá no se ha personado como parte de la causa y es por tanto la Fiscalía cubana la que esta actuando de oficio y acusa a Carromero de doble homicidio por el que piden siete años de cárcel.