Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carromero: "Espero que me miren a los ojos y no puedan decirme que no al indulto"

El vicesecretario general de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Ángel Carromero, ha asegurado respecto a su indulto en el 'Programa de Ana Rosa', que espera tener la oportunidad de que quienes tienen que tomar la decisión le "miren a los ojos": "Y no puedan decirme que no".

Por otra parte, ha indicado que los militares cubanos que le interrogaron en la isla creían que tenía alguna vinculación con la agencia central de inteligencia norteamericana, la CIA, y le advertían de que "era muy joven para quedarse" allí, como forma de presión para que confesara.
"Eres muy joven para quedarte aquí", me decían los militares que me interrogaban, ha asegurado Carromero en declaraciones recogidas a Telecinco recogidas por Europa Press.
El político español ha explicado que en todo caso estuvo vigilado por militares y miembros de "la seguridad del Estado", algo que no considera consistente con la acusación por un delito de tráfico con resultado de muerte por el que estaba allí.
"Pensaban que era de la CIA, me interrogaban sobre si tenía relación con la CIA, si tenía relación con Aznar. A raíz de esa foto [en la que aparece con el expresidente español del PP] se montaron una paranoya, que era una cosa que no era", defendió.
En Cuba, le mantenían totalmente aislado
A ese respecto ha dicho que su foto con Aznar, como tiene con otros dirigentes de su partido, es algo normal cuando se milita en las bases. Es algo "que también en las juventudes socialistas tendrán con Zapatero" u otros políticos relevantes, sostuvo.
Además, ha aseverado que en Cuba hicieron todo lo posible por mantenerlo aislado completamente y que no llegara a encontrarse con nadie. "Estaba solo, aislado. Vaciaron toda la primera planta para que yo no me cruzara con nadie y estaba custodiado todo el tiempo por tenientes militares", ha relatado.