Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado cree que lo que "no necesita" España es el "populismo, regionalismo y pancatalanismo de Compromís"

Critica el "papelón" de Ximo Puig al intentar crear "un frente popular, del 36, de toda la izquierda"
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha opinado que lo que España "no necesita" es un 'gobierno a la valenciana' con "el populismo, regionalismo y pancatalanismo, casi, de Compromís". A su juicio, lo que se necesita ahora son "partidos responsables como el PP".
En declaraciones a los medios en Alicante, donde ha participado en la reunión del Comité provincial de campaña, Casado ha dicho que el modelo de gobierno a la valenciana con PSPV y Compromís y el respaldo de Podemos, "se ha presentado como el ejemplo a seguir" para el resto de comunidades, pero ha manifestado que "esto es justamente lo que no se puede exportar" a España.
A su modo de ver, lo que España "no necesita" es el "populismo, comunismo, regionalismo y pancatalanismo, casi, de Compromís" y sí "partidos responsables como el PP, que hagan más fácil para los ciudadanos la resolución de sus problemas y la resolución de sus vidas".
Además, ha rechazado que se plateen "cuestiones identitarias y mucho menos pugnas entre quién es más comunista", ha señalado, en referencia a palabras de Julio Anguita.
Casado ha expresado: "Esa es la mayor de nuestras intranquilidades. El comunismo no ha hecho nada bueno por las personas en su historia. Y por supuesto los gobiernos de extrema izquierda no están haciendo nada bueno ni por Alicante, ni por la Comunitat Valenciana".
Ha defendido que el "voto útil" es el del PP porque "nunca" pactará ni con Podemos ni con Izquierda Unida, "los demás unos ya han pactado, e incluso otros partidos no han dejado clara su política de alianzas".
"PAPELÓN DE XIMO PUIG"
Por su parte, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha tildado de "papelón" el intento del 'president' de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, de crear "un frente popular, del 36, de toda la izquierda" para concurrir juntos al Senado.
A su juicio, Puig no estaba pensando "ni en los valencianos ni en el propio PSPV, sino que está pensando en su proyecto personal, en dar estabilidad a una coalición donde la que realmente manda de hecho y derecho es la señora Mónica Oltra".
Bonig no ha querido "recomendar estratégias políticas a los adversarios", pero sí ha creído que el PSPV debe "abanderar el centroizquierda", porque "ya se dio el 20D el sorpasso, porque Compromís y Podemos lograron ser la segunda fuerza política y arrebatarle la hegemonia" al PSPV.
Por ello, ha deseado "de corazón" que Puig "recapacite" y acepte "a los 31 diputados, del partido mayoritario, para ayudarle en ese proyecto que es la Comunitat". "Sin nada a cambio, porque ese bipartito está siendo radical y pernicioso para los intereses de los valencianos y que el señor Puig está atado de pies y manos frente al pancatalanismo", ha agregado.
Bonig ha dicho que no quiere "entrar en el gobierno" pero sí para que el PSPV "se sienta libre" para "marcar la política en materia de horarios comerciales, un plan de empleo, se respete la libertad de los padres para elegir libremente a qué centro y qué lengua quieren escoralizar a los niños".