Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado deja claro que nadie va a hacer que el PP renuncie a que Rajoy sea presidente porque "no sería admisible"

Insta a las otras formaciones a cambiar a sus aspirantes a ocupar la Moncloa porque "son ellos los que han perdido"
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha dejado claro que nadie "va a hacer" que su partido renuncie a que Mariano Rajoy fuera el candidato para la investidura como presidente porque "no sería admisible", defendiendo que "va a ganar otra vez las elecciones". "Que en seis meses un candidato gane dos veces deja poco margen de maniobra para que nos digan qué tenemos que hacer internamente", ha expuesto, instando a las otras formaciones a que sean ellas las que cambien de aspirantes a llegar a la Moncloa.
De hecho, Casado, que ha protagonizado este miércoles en Málaga los desayunos informativos organizados por Europa Press y la Fundación Cajasol, en colaboración con Atlantic Copper, donde ha sido presentado por el líder del PP-A, Juanma Moreno, ha pedido que "el sambenito de partido inmovilista y antipático se lo cuelguen a otros" porque, tal y como ha defendido, "la posición de Rajoy ha sido muy generosa".
Además, ha dudado de que "vaya a haber una presión social sobre quien gana las elecciones por parte de quien las pierde". A su juicio, "habrá un efecto espejo y esa presión se reflejará sobre el que lo pide y la sociedad dirá usted puede permitir que gobierne Podemos con el PSOE por una petición personalista, pero no en base a un proyecto y sin ajustarse a unos parámetros objetivos".
"Cambien ustedes a sus candidatos, que son los que han perdido, que van a la cola de las encuestas y que tienen un balance de gestión desastroso, por ejemplo, en Andalucía", ha reiterado el dirigente 'popular'.
PRESIDENTE POR TRES RAZONES
Casado ha reivindicado a Rajoy como candidato a la Presidencia del Gobierno por tres razones: "por balance de gestión, por resultados electorales y ahora también por expectativas demoscópicas". En este punto, ha puesto en valor, entre otras cuestiones, "haber garantizado la estabilidad municipal y autonómica y haber posibilitado y ofrecido un pacto de Estado".
Durante su intervención, Casado, quien ha defendido las "bondades" de las mayorías absolutas, que "dan estabilidad y cada cuatro años las puedes cambiar", se ha preguntado "hasta qué punto sería lícito o ético, después de una campaña electoral, decir a los españoles que ahora no se va a presentar Mariano Rajoy como presidente, sino otra persona".
"¿Eso sería tolerable?", ha resaltado el vicesecretario de Comunicación del PP, respondiendo, de hecho, que "no sería admisible". También ha aprovechado para reivindicar de nuevo que "se deje gobernar a la lista más votada, encabezándola quien hayan elegido los españoles".