Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado se alegra tremendamente de que PSOE evitara el 'sorpasso' y cree que los socialistas no tuvieron mal resultado

Veracruz (PSOE) corresponde al popular afirmando que prefiere a "Pablo Casado antes que a Pablo Iglesias"
El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto este miércoles a tender la mando al PSOE para sentarse a negociar un pacto de gobierno, y ha asegurado que le "alegra tremendamente" que los socialistas lograran superar a Unidos Podemos en las elecciones del 26J y considera que Pedro Sánchez no cosechó un "mal resultado" ya que le permite mantener "una posición importante". Casado ha extendido el "guiño" a Ciudadanos, partido que considera, tras los resultados del pasado domingo, "importante para la gobernabilidad de España".
Casado ha realizado estas declaraciones compartiendo mesa en Madrid con la socialista María González Veracruz, secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red del PSOE, y con el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, José Carlos Girauta, en la presentación del libro '¡Es el cambio, estúpido!' de los periodistas Fernando Jáuregui y Federico Quevedo.
Un acto que Casado ha aprovechado para insistir en la propuesta del PP de liderar un gran coalición que permita la gobernabilidad de España e impulsar pactos de estado. "Soy optimista, y algo ha cambiado de diciembre para aquí: la paciencia de los españoles. La paciencia esta colmatada y no entenderían que no llegáramos a acuerdos", ha dicho Casado aludiendo a sus compañeros de mesa.
Palabras que la socialista María González Veracruz ha correspondido evitando compromisos. "Prefiero a Pablo Casado que a Pablo Iglesias", ha proclamado tras reconocer su amistad con el dirigente popular, aunque descartando que el PSOE apoye un gobierno liderado por Mariano Rajoy. "Te escucho y escucho a otro PP que no se corresponde a lo que he vivido durante los cuatro años de Rajoy", ha respondido Veracruz a Casado.
"Tenemos claro que no vamos a estar en ningún gobierno de coalición con un PP como este con el tema de la corrupción presente", ha añadido la socialista, argumentando que parte de sus votantes no consentirían un acuerdo con los populares. "Hay un electorado de izquierdas que nunca comprendería que haya una gran coalición en este país", ha asegurado.
Por su parte, el que fuera portavoz de Ciudadanos en el Congreso durante la última y breve legislatura, Juan Carlos Girauta, ha pedido a sus compañeros de mesa "mirar hacia adelante y poner las luces largas" resaltando las coincidencias entre PP, PSOE y Ciudadanos, a los que agrupa dentro de los partidos "constitucionalistas", y ha propuesto abrir una negociación a tres bandas con el objetivo de alcanzar un pacto de gobierno.
"Creo que los partidos constitucionalistas tienen algo en común, y es algo moralmente superior a otros planteamientos: no están en el 'cuánto peor mejor' ni lo van a estar nunca. Los partidos aquí representados quieren el bien de España", ha proclamado Girauta, que no ha evitado reprochar al PP algunos encontronazos de la pasada campaña, pero que ha mostrado la intención de su partido de negociar un acuerdo de legislatura con las dos formaciones más apoyadas durante el 26J.
Girauta también ha aludido a la ausencia de Podemos en la presentación del libro, que anunciaba la presencia de su diputada electa Tania Sánchez. "Cuando me han dicho que Tania no iba a venir me ha venido a la mente el verso de Neruda: "Me gustas cuando callas, porque estás como ausente", ha ironizado.
Los tres partidos que han acudido a la presentación han descartado a la formación de Pablo Iglesias en las negociaciones de gobierno, pero ninguno ha desvelado si ya se han producido contactos entre ellos. Contacto que Pablo Casado ha pronosticado que serán "discretos". Un tacticismo que ha provocado la queja de uno de los asistentes al acto. "Son magníficos", ha dicho sobre los tres diputados, "pero cansan, cansan..." ha añadido con hartazgo interrumpiendo el debate.