Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cascos dice que los asturianos tienen una "oportunidad histórica" para evitar ser discriminados

Dice que seguirá impulsando "cambios profundos" a pesar de la resistencia de los "instalados" de "PP-PSOE"
El presidente de Foro Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, ha dicho este miércoles que los asturianos tienen en las elecciones del próximo 20 de noviembre una "oportunidad histórica" para evitar la marginación y la discriminación. Por eso ha dicho que es importante que Foro consiga nuevamente un importante respaldo, para que Asturias pueda participar "en las grandes decisiones que marcarán los próximos cuatro años el rumbo de España".
Cascos ha hecho estas manifestaciones en el acto que ha celebrado su partido en el salón de actos del Colegio de Médicos de Asturias, en Oviedo, para conmemorar la tiempo que llevan al frente del Ejecutivo asturiano. '100 días creando futuro' ha sido el lema de una cita en la que se han reunido los principales dirigentes de Foro.
El presidente asturiano ha dicho que es necesario que Asturias cambie su rumbo y recupere la senda de crecimiento. "Quienes representamos a Foro ya hemos demostrado con los hechos que jalonan nuestra trayectoria pública que somos personas de fiar y que cumplimos lo que prometemos", ha subrayado.
Se ha mostrado partidario de que el pueblo asturiano decida "para que otros desde la distancia, el desconocimiento y el olvido no puedan ignorarnos, suplantarnos y marginarnos". Según ha explicado, en Foro practican una "política nueva" protagonizada por ciudadanos comprometidos "que acceden a la política con vocación de servicio, en lugar de políticos que aspiran a convertir en oficio la vida pública".
CRÍTICAS A PP Y A PSOE
En su discurso, Cascos no ahorró críticas para el PSOE y para el PP, a quien acusa de mantener una "entente cordial" en el Principado de Asturias. El presidente de Foro Asturias ha confesado a los asistentes que en sus años de parlamentario autonómico y nacional nunca vio ejemplos de "filibusterismo parlamentario más obstruccionisa y más ramplón", ni tampoco una "sólida entente como la del PP-PSOE tan anómala como hipócrita".
Cascos se ha basado en el comportamiento de esos dos partidos en la Junta General del Principado de Asturias. Ha dicho que no buscan discutir propuestas o de controlar actos del gobierno sino de hacer las preguntas "más prolijas e inverosímiles" para ocupar el máximo tiempo posible de las consejeras y consejeros en las comisiones con detalles "insignificantes e imposibles de memorizar".
Ha dicho que en la legislatura anterior, cuando gobernaba el PSOE y era presidente Vicente Álvarez Areces, la oposición del PP en solitario pidió 18 comparecencias de miembros del gobierno en los primeros cien días, menos de 2 por consejería de promedio. "En estos 100 días de esta legislatura la entente PP-PSOE ya ha solicitado 86, de ellas 59 son solo del PP, más de 9 comparecencias por consejería de promedio", ha explicado.
Cascos ha sido más gráfico cuando ha dicho que PP y PSOE simulaban en el pasado diferencias ideológicas, pero en el fondo eran "colegas" y ahora "intentan que el chollo siga funcionando intentando modificar las leyes con carácter retroactivo para que Foro no pueda gobernar con su programa".
De hecho, el líder de Foro ha señalado que Foro está cumpliendo con su programa electoral, lo que supone un "cambio" respecto a lo que hacen otros gobiernos.
Y ha dicho que los asturianos les han votado precisamente para promover un "cambio profundo" en el rumbo de los asuntos públicos. Por eso, ha añadido, no es de extrañar que ese cambio encuentre "serias resistencias" entre "los acomodados beneficiarios de la entente cordial que durante tantos años manejó los hilos de la política regional".
Ha dicho que PP-PSOE se están negando a abandonar cargos que "ya no les corresponden" en diferentes órganos dependientes de la Junta General del Principado, además de en los diferentes "chiringuitos" de la Administración asturiana.
Pero Cascos ha advertido que su partido va a seguir impulsando "cambios profundos que serán positivos para la mayoría, aunque a un pequeño grupo de instalados le suponga el final de sus pingües rentas y sus cómodas ventajas".