Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castilla-La Mancha despedirá a cientos de interinos

Imagen de archivo de la presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedaltelecinco.es

El director general de Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha suprimirá el 43% de las plazas vacantes de la Administración Pública en esta región, una medida que busca la "racionalización" de los puestos de trabajo y la "eficacia". La reunión de la Mesa Sectorial de la Función Pública ha terminado a última hora de la noche sin acuerdo, según han informado los representantes de STAS-Intersindical, Gustavo Fabra, y de UGT, Miguel Guerra.

"Es preciso racionalizar la Relación de Puestos de Trabajo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para que sea eficaz y dé contenido a todos los recursos que tiene esta Administración de una forma eficiente, racionalizando todos los puestos de trabajo", ha asegurado De la Fuente.
El director general ha insistido en un comunicado en la "desautorización en su totalidad" de la instrucción 5/2012, en los mismos términos expuestos por el consejero de Presidencia, Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, Leandro Esteban. En este sentido, ha recalcado que "es de contenido imposible, ya que no vamos a llegar al 80 por ciento de supresión de plazas vacantes", una cifra que ha rebajado hasta el 43%.
De la Fuente ha afirmado que muchos puestos de trabajo de la Administración regional "se han desdoblado, dividiéndose en varias plazas", una práctica que ha calificado de "irregular" del Gobierno anterior, "sin realizar análisis exhaustivos sobre la necesidad de puestos de trabajo con los medios disponibles".
Además, ha señalado que "la aplicación de estas medidas persigue el aumento significativo de la productividad de los funcionarios, garantizando así la prestación de los servicios sociales básicos".
Sin acuerdo tras la reunión de la Mesa Sectorial
La reunión de la Mesa Sectorial de la Función Pública ha terminado a las 23.00 horas sin acuerdo, según han informado los representantes de STAS-Intersindical, Gustavo Fabra, y de UGT, Miguel Guerra.
Los sindicalistas asimismo han lamentado que la modificación de Relación de Puestos de Trabajo (RPT) propuesta por la Junta salga de la reunión "inmaculada" ya que no se ha podido modificar "ni una sola coma", han reiterado.
En concreto, Miguel Guerra ha criticado que en muchas de las consejerías el director general de Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, "ha pasado de puntillas" y "ha hurtado" a los sindicatos la posibilidad de entrar con más detalle en las distintas modificaciones de RPT.
"Hemos querido entrar más en detalle pero no hemos podido modificar nada", ha declarado Guerra, que se esperaba que la negociación con el Gobierno de María Dolores de Cospedal transcurriera de la forma en la que lo ha hecho. "Son las negociaciones habituales con esta Administración", ha señalado.
El representante de UGT cree que el director general con su "prisas" por acabar hoy ha querido eludir la negociación y ha asegurado que la propuesta planteada por la Junta supondrá la supresión de 700 plazas y el "despido" de "más de 500 interinos"
De la Fuente ha expresado que, además de estar obligados por Ley, se ha convocado esta Mesa Sectorial "porque nos interesa que los sindicatos conozcan lo que hacemos, pero que también den su opinión". Además, ha recordado los constantes encuentros entre Junta de Comunidades y sindicatos, "en el marco del nuevo y verdadero diálogo social".
Por último, una vez visto el resultado final de la propuesta de racionalización, el director general entiende que "sería lógico que todos quienes han hablado de cifras desorbitadas, faltando a la verdad, como algunos dirigentes del PSOE, que se han dedicado a exigir ceses y dimisiones, den ejemplo y dimitan, dado que han engañado a sindicatos y trabajadores, demostrando que su único afán es la tensión de la vida ordinaria, faltar a las instituciones y constituir una rémora de cara a la necesaria recuperación de la economía regional".