Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá prometé a Feijoó que la nueva LOPJ no cambiará la actual estructura de partidos judiciales

Convocará una sectorial de Justicia en las próximos días
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha comprometido este miércoles con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a no cambiar la actual organización judicial en Galicia mediante el mantenimiento en la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) del sistema actual de organización en partidos judiciales.
La sustitución del sistema tradicional por el de tribunales de instancia era uno de los pilares del Anteproyecto de LOPJ y había levantado muchas opiniones contrarias entre responsables municipales y autonómicos, ya que vendría a suponer la supresión de juzgados en los municipios que no fueran capitales de provincia.
El mandatario gallego mantuvo una reunión de una hora con el nuevo titular de Justicia en Madrid, a quien expresó que los asuntos que más preocupan a los gallegos son el futuro de la organización de la planta judicial en la comunidad autónoma de galicia, la organización de registros civiles y el cobro de tasas.
Catalá ha señalado tras la reunión que le había anunciado a Núñez Feijoó que se convocará una conferencia sectorial en los próximos días y que tienen "bien identificadas "las inquietudes y problemas que existen.
El nuevo ministro ha señalado que su compromiso e la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial va a ser el de "mantener el sistema actual, avanzar en modelos de organización más flexibles que garanticen la calidad de servicio a los ciudadanos pero sin afectar a modelos tradicionales y por lo tanto manteniendo el sistema actual de la planta judicial, y los juzgados de paz".
Estos asuntos los abordará con más detalle en su comparecenia de esta tarde en el Congreso de los Diputados, donde ofrecerá "diálogo" a los grupos, según ha anunciado.
Preguntado si ello supone la renuncia al proyecto de LOPJ del ministro anterior, Alberto Ruiz-Gallardón, el nuevo titular de Justicia ha manifestado que el Ministerio "no renuncia a ningún proyecto que esté asociado con la mejora de la justicia y de la calidad del servicio a los ciudadanos".
Su intención, según ha insistido, es la de presentar un Proyecto de reforma de la LOPJ " que cuente con el máximo consenso" y es consciente de las demandas referidas a la estructura de la planta judicial y de las" inquietudes" que plantea.
"No vamos a hacer cuestión fundamental de esa planta como elemento estructural porque lo que nos importa es que funcione la organización judicial y tenga elementos de organización del trabajo y todo eso se puede conseguir con métodos organizativos, asignando competencias a los órganos de gestión, a las salas de gobierno de los tribunales y a los jueces decano".
FEIJÓO, SATISFECHO
Por su parte, el presidente gallego dijo irse de esta reunión "tranquilo y satisfecho" tras haber sido entendidos "en lo referido a la situación geográfica y poblacional" y porque la planta judicial gallega "queda en situación de seguridad y de estabilidad".
Ha dicho también, sobre la justicia gratuita, que Galicia la facilita a muchos de sus ciudadanos y que por ello colaboran con los colegios de abogados y procuradores.
"El ministro ha entendido también la importancia de mantener al día los pagos en justicia gratuita y de tener una relación directa y franca con nuestro interlocutores", ha dicho Núñez Feijóo.
Finalmente, ha señalado que ha confirmado con Catalá el interés de ambos en "seguir colaborando para disminuir tiempos en la tramitación y avanzar en rapidez que es uno de los principios básicos en justicia, para que los ciudadanos tengan la sensación de que sus problemas se tratan y se deciden con la mayor rapidez posible".