Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá ve un "fraude" la "investidura frustrada" de Pedro Sánchez y cree "razonable" que el PP intente formar Gobierno

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, considera que "tiene algo de fraude" que el secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, se presente a una "investidura frustrada", al no reunir los apoyos necesarios para salir elegido presidente, y cree "razonable" que, a continuación, el PP retome las conversaciones para intentar formar un Gobierno "estable".
Durante un acto en Pontevedra, el ministro ha recordado que Pedro Sánchez "desde el primer día dijo que no quería saber nada del Partido Popular", así como que "sólo se han reunido con Podemos una vez", por lo que entiende que el candidato Sánchez "tampoco parece que tuviese mucho interés en conseguir la investidura por ese lado de la izquierda radical". "Todo parece más una campaña de imagen y de prestigio personal de cara a su partido", ha resumido.
Con este panorama, Rafael Catalá ha considerado "razonable" que el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, intente a continuación formar un nuevo Gobierno.
DIÁLOGO Y COLABORACIÓN
El titular en funciones de Justicia ha calificado como "sorprendente" que Pedro Sánchez se negase a hablar "con un partido democrático, constitucional" y "que ha ganado las elecciones", como el PP, y ha recordado que Mariano Rajoy ofreció "diálogo y colaboración" al PSOE y al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, "pero Sánchez se negó".
Catalá ha avanzado que el PP retomará "inmediatamente" el diálogo con la intención de tener "un Gobierno estable, con una mayoría amplia y que lidere las reformas" para lo cual ha prometido "toda la generosidad y toda la disposición" de cara a buscar un acuerdo con PSOE y Ciudadanos, ofreciendo pactos de Estado en materia de crecimiento económico, políticas sociales, empleo y regeneración democrática.