Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá dice que los antecedentes penales impiden el indulto del joven que va a prisión por robar una bicicleta pública

Pide que se valore la "información completa" y lo compara con el granadino que formaba parte de una red de falsificación de tarjetas
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este miércoles que los antecedentes penales impiden conceder el indulto para Adrián Manuel Moreno, el joven condenado a seis meses de cárcel por un delito de hurto tras robar una bicicleta de 'Sevici' en la capital hispalense en junio de 2008.
Este joven ingresará en prisión porque su "historial" desaconseja la concesión del indulto ya que, según ha detallado el ministro, tiene antecedentes por delitos contra la seguridad vial, detenciones policiales varias y penas de alejamiento por allanamiento de morada.
En declaraciones a los medios en un acto de campaña del PP en Cuenca, Catalá ha comparado este caso con el del joven granadino del que se informó que entraría en prisión por cargar 79 euros en una tarjeta falsa cuando, en realidad, pertenecía a una red de delincuencia relacionada con la falsificación de este medio de pago.
Catalá ha destacado la "paradoja" que supone pensar que se ingresa en prisión por delitos menores debido a que no se dispone de la "información completa" sobre cada caso. En este sentido, ha recordado que el Ministerio de Justicia atiende a la petición de conceder los indultos previo informes del tribunal que dictó la sentencia y de la Fiscalía.
El ministro en funciones ha destacado la objetividad con la que actúa Justicia a la hora de acceder o no a la concesión de los indultos. El abogado del joven sevillano, que anunció que ingresaría voluntariamente este miércoles en prisión a la espera de un indulto que finalmente no ha prosperado, se quejó de la "falta de información", lo que relacionó con las carencias del sistema judicial.
El abogado esperaba lograr 'in extremis' otra suspensión de la entrada en prisión de su cliente para que pudiera conservar su puesto de trabajo o, al menos, que se redujera el tiempo de condena.