Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá asegura que en España "nadie va a la cárcel por sus opiniones", sino que van a prisión "los delincuentes"

Recuerda que Otegi "tiene una pena subsidiaria de inhabilitación", por lo que parece "bastante complejo" que pueda ejercer funciones públicas
El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha asegurado que en España "no hay ningún preso político ni lo ha habido desde hace muchos años", y eso "lo tenemos que tener todos muy claro". De hecho, ha asegurado que "nadie va a la cárcel por sus opiniones en España, sino que en España van a la cárcel los delincuentes".
Catalá ha contestado de esta manera al dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, que nada más abandonar la cárcel de Logroño ha afirmado que "hoy sale un preso político". Asimismo, el ministro ha contestado así al líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha afirmado en su cuenta de Twitter que "nadie debería ir a la cárcel por sus ideas".
En un contacto con los medios de comunicación en Murcia, ciudad que ha visitado para impartir una clase magistral, el ministro de Justicia en funciones ha defendido que "en una democracia --y la española lo es desde hace 38 años--, no hay presos políticos, sino que las personas que están en prisión están condenados por tribunales independientes después de un proceso judicial que garantiza los derechos de las partes".
"Eso es el sistema judicial español y la democracia española", ha ratificado Catalá, quien ha recordado que Otegi "fue condenado por un delito tipificado en el Código Penal y ha cumplido su condena", por lo que ahora sale en libertad "tras haber cumplido la condena, teniendo sus libertades y derechos".
"En España van a la cárcel los delincuentes: los que han cometido un delito, los que han infringido nuestro código de convivencia, que es el derecho penal, y eso es lo que sucedió con el señor Otegi", ha aseverado Catalá.
De esta manera, ha defendido que ese es el "funcionamiento de una democracia", en el que "quien incumple las normas tiene una sanción y, cuando la cumple, vuelve a la libertad como todos los ciudadanos".
Al ser preguntado por la legalidad del tuit de Iglesias, Catalá ha señalado que el líder de Podemos "se califica a sí mismo, cuál es su ideario y su manera de entender la vida".
En este sentido, ha arremetido contra una persona como Iglesias que considera que el ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez, o su sucesor, Nicolás Maduro, son "modelos políticos", a pesar de que "encarcelan a opositores o impiden la libertad de prensa".
"Si esos son sus modelos de referencia, casi no nos debería extrañar casi cualquier cosa", según Catalá, quien considera no obstante que el comentario de Iglesias en Twitter "no tiene ninguna tacha jurídica", aunque "sí pone de manifiesto cómo entienden algunos la política, las democracias".
Igualmente, cree que el comentario de Iglesias pone de manifiesto "quizá también el desconocimiento de lo que ha sido el terrorismo en España: los cientos de víctimas, el dolor que ha causado, la injusticia en el sufrimiento de tantas y tantas víctimas".
A su juicio, que alguien simplemente haga alguna "cercanía de comprensión hacia los verdugos califica a las personas y a los partidos políticos que tienen este tipo de planteamientos".
Respecto a la posibilidad de que Otegi se presente como candidato a lehendakari, tal y como señalan algunos medios, Catalá ha recordado que el dirigente de la izquierda abertzale "tiene una condena con una pena subsidiaria de inhabilitación que llega hasta el año 2021, por lo que parece bastante complejo que pueda ejercer funciones públicas quienes está inhabilitado para ello".