Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá defiende que todas las reformas en Justicia en las últimas décadas "generaron resistencias y críticas"

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha defendido que todas las reformas en el ámbito de la Justicia que han desarrollado los distintos Gobiernos en las últimas décadas "generaron resistencias y críticas". A su juicio, con el paso de los años esas reformas han evidencia sus "virtudes" y "efectos positivos".
En su intervención en el acto de imposición de la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort al fiscal superior de Justicia de Castilla-La Mancha, José Martínez Jiménez, Catalá ha admitido que "es cierto" que "son muchos los problemas, son muchos los asuntos pendientes y son muchas las reformas" que se deben abordar todavía en el ámbito judicial.
A ese respecto, ha indicado como algunos de ellos la "limitación de medios materiales" y "personales" y esas "insuficiencias del ordenamiento jurídico que podrían facilitar el trabajo de los profesionales".
Sin embargo, el ministro en funciones ha subrayado que "también es cierto" que "hay muchas cosas que funcionan bien" cada día en la Justicia en España, que tiene una Justicia "independiente, altísimamente cualificada en lo profesional, con magníficos profesionales", y de eso también ha querido hablar Catalá, "porque algunos sólo ven los problemas y la negatividad".
Aún así, y para hacer frente a los "nuevos desafíos", entre los que ha mencionado los "nuevos delitos, nuevas formas de delincuencia" o la irrupción de las Nuevas Tecnologías, es por lo que desde el Ministerio de Justicia se han impulsado diversas reformas en esta Legislatura.
"Todas ellas --ha asegurado-- llevadas a cabo con la mejor intención" y con el "objetivo" de la búsqueda de una modernización y agilización de la justicia, y del aprovechamiento de las capacidades profesionales.
Reformas que han causado una reacción inicial, ha admitido el ministro, que ha insistido en que "todas las reformas que se han desarrollado por los distintos Gobiernos en las últimas décadas generaron resistencias y críticas".
Críticas "seguramente fundamentadas y razonables", pero que, conforme pasaron los años, fueron evidenciando sus "virtudes" y "efectos positivos", ha destacado el ministro en funciones.
Al condecorado, a José Jiménez, le ha dado la enhorabuena y ha reseñado que este reconocimiento se da a "los mejores" en el ámbito judicial, para "destacar los méritos y servicios prestados" a la Justicia y al Derecho.
Así las cosas, ha manifestado que cuando al Ministerio llegó la propuesta tuvieron "muy claro que estaba totalísimamente justificada la concesión".
EL FISCAL, "ORGULLOSO"
Por su parte, el fiscal superior de Castilla-La Mancha, emocionado en su intervención, ha dicho sentirse "muy orgulloso" por el reconocimiento de sus compañeros, puesto que la propuesta partió de los fiscales de la región.
Martínez Jiménez ha definido a la Justicia como "un universo, algo más que una profesión", que tiene "su lenguaje, sus escenarios, y sus personajes, héroes algunos y villanos otros". Un mundo, ha admitido, "a veces excesivamente cerrado".
Al acto han acudido, entre otras autoridades, la fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal Martínez-Pereda, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco.