Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá afirma que la imagen de la Justicia "es más negativa de lo que es la realidad"

El nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado que la sociedad tiene "una imagen de la justicia más negativa de los que es la realidad". "Nos olvidamos de los cientos de miles de asuntos que se tramitan en meses" y "tenemos que trabajar por mejorar la información porque esa imagen de la justicia dilatada, que siempre llega tarde, es injusta y no responde al trabajo que desempeñan diariamente miles de profesionales", ha indicado.
En alusión a la proliferación de casos de corrupción o de abusos como el uso de tarjetas B en Caja Madrid, Catalá ha sostenido que "los gobiernos deben ser ejemplares en su actividad y facilitar la actividad de los ciudadanos y de la sociedad y crear marcos normativos para que la sociedad se desarrolle". "Cualquier comportamiento que se aleje de esa exigencia ética me parece deplorable, impropio y merece todo el reproche ético, político y penal".
En una entrevista para ABC que recoge Europa Press, se ha pronunciado también sobre los indultos, indicando que "de los miles de indultos que se tramitan al año se conceden unas pocas decenas" y ha señalado que el ministerio es "especialmente restrictivo" en la concesión de indultos por delitos "que generan alarma social".
Catalá ha reafirmado su intención de revisar la ley de tasas porque "parece que están distorsionando algunos órdenes jurisdiccionales" sobre todo "en el caso de las personas físicas". Por ello, el ministro ha propuesto crear un grupo de trabajo con abogados y especialistas y "si es verdad que hay personas que ven limitado su acceso a la justicia por esta cuestión, habrá que ajustarlas".
"Es cierto que hay algunas cuantías excesivas y se pueden ajustar" pero otras "quizá son bajas y se pueden elevar" ya que "tampoco sería razonable que la medida fuera dirigida a bajar la recaudación", ha explicado antes de aclarar que cree en la ley de tasas como un elemento de contribución en el coste de la Justicia, pero "si la gente no recurre una multa porque es más cara la tasa que el importe, eso es una anomalía que habría que solucionar".
En relación a la retirada del anteproyecto de la nueva ley del aborto, Catalá ha indicado que lo que plantea el Gobierno es llevar a cabo una "reforma inmediata" y con el "máximo consenso" de un asunto tan "trascendente" como es el consentimiento de los padres en los casos de abortos en menores. "No creo que esto tenga que ver con cálculos electoralistas", ha opinado.
Sobre el debate en torno a los aforamientos, el ministro reconoce que "posiblemente se ha extendido más allá de lo razonable", pero ha criticado que "se le meta en el saco" de la lucha contra la corrupción. "Creo que es una cuestión bien distinta", ha señalado animando a "no identificar aforamiento con privilegio".