Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá ve posible modificar la Constitución si es fruto de la "reflexión serena" y el consenso

Cree que la Carta Magna sigue prestando un "extraordinario" servicio de convivencia pero precisa que "adaptarla" no debería causar tensión
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado que es posible modificar la Constitución sin generar "tensiones extraordinarias" siempre que sea fruto de una "reflexión serena, del debate y el consenso" de todas las fuerzas políticas.
Al ser preguntado en los pasillos del Congreso si continúa siendo partidario de modificar la Constitución para reconocer la singularidad de Cataluña, Catalá ha respondido que la Carta Magna es un "grandísimo instrumento de consenso y convivencia", aunque se ha mostrado abierto a dialogar sobre alguna cuestión que necesite de "alguna adaptación".
"Si tenemos que analizar alguna cuestión que necesite o requiera alguna adaptación, yo creo que en ese contexto podemos dialogar", ha enfatizado el ministro de Justicia, para recordar que Mariano Rajoy ya puso de manifiesto que el Gobierno está "permanentemente abierto a dialogar y analizar con todas las fuerzas políticas aquellas cuestiones que sigan garantizando nuestra convivencia y estabilidad con un Estado occidental, de primer mundo, del siglo XXI en el que los instrumentos jurídicos como la Constitución pueden ser reformados".
"Lo hemos hecho en el pasado y no por eso genera una tensión extraordinaria si es fruto de la reflexión serena, el debate y el consenso de las fuerzas políticas", ha continuado.
"HA SIDO Y ES UN MARCO DE CONVIVENCIA"
Con todo, el titular de Justicia ha defendido que la norma suprema "ha sido y es un marco de convivencia extraordinario" tras treinta años de vigencia. "Nos ha servido muy bien. Ha creado un espacio de convivencia, de participación democrática, de crecimiento económico, de bienestar y desarrollo de nuestro país", ha añadido.
De este modo, ha calificado la Ley Fundamental como un instrumento de convivencia de distintas "fuerzas políticas y entornos del país" que "ha prestado y está prestando" en la actualidad un "grandísimo" servicio.
Catalá ha sido preguntado sobre esta cuestión después de que afirmara el pasado junio, antes de pasar a dirigir el Ministerio de Justicia, que era partidario de realizar "ajustes en la Constitución" para reconocer "la singularidad catalana", según dijo en una entrevista concedida a la Asociación del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.