Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas cree que Cataluña es "demasiado importante" como para que el Gobierno prescinda de ella

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha considerado este miércoles que Cataluña es "demasiado importante" como para que el Gobierno prescinda de ella y no la tenga en cuenta, resaltando así la importancia que juega esta comunidad en el conjunto de España.
"Cataluña es demasiado importante en el conjunto del Estado y del sur de Europa como para poder prescindir de ella, como para dejarla en una situación puramente marginal", ha indicado en la inauguración de un hotel en Mataró (Barcelona), el día después de la ausencia en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
El presidente catalán ha indicado además que, a su parecer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no ha entendido qué quiere decir sumar esfuerzos para recuperar la economía", en un día en que el Gobierno catalán también ha mostrado su enfado por un trato que considera injusto.
De este modo, ha reclamado al Gobierno que deje de "ahogar financieramente" a Cataluña, porque de este modo no se logrará salir de la crisis, en un contexto en el que la Generalitat catalana cree que ha hecho más esfuerzos que ninguna otra comunidad por ajustar sus presupuestos y así se le debería de reconocer.
Mas ha estado acompañado en el acto por el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder; el alcalde de Mataró, Joan Mora, y el presidente del Grupo Bonanova, Mariano Ganduxer, propietario del Hotel Atenea Port Mataró inaugurado este miércoles.
Recoder ha sido el encargado de fijar la posición del Gobierno catalán esta mañana, tras el plantón del CPFF, en una intervención en la que ha afirmado que el Gobierno autonómico está "profundamente enfadado por el trato injusto que el ministro Cristóbal Montoro está dando a la Generalitat".
"Una cosa es que el Gobierno catalán exprese su malestar no asistiendo a una reunión, una cuestión perfectamente lícita y comprensible", y otra cosa es que se intente confundir a la opinión pública desde el Gobierno afirmado que el Ejecutivo catalán no quiere cumplir con sus obligaciones, ha afirmado.
El consejero ha reiterado que la Generalitat "está arremangándose para cumplir con el déficit", y ha afirmado que en esta materia, el Gobierno catalán le lleva muchísima ventaja al Ejecutivo central, por lo que no acepta sus lecciones.