Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña en Cataluña obliga a rivalizar por el referéndum a partidarios y detractores

La campaña de las elecciones generales llega a su ecuador en Cataluña con el referéndum como objeto del debate, tanto para los partidos que lo rechazan como para los partidos que lo desean, mientras CDC y ERC se ven obligados a la rivalidad por encabezar el independentismo.
EnComúPodem --ganador el 20D y favorito para el 26J según el CIS-- defiende un referéndum frente a la desconfianza de CDC y ERC sobre sus reales intenciones.
Además, la CUP, sin concurrir al 26J, reintrodujo el primer día de campaña su apuesta por un referéndum unilateral en vez de pactarlo con el Estado: CDC lo rechazó porque no figura en la hoja de ruta soberanista; ERC no lo descartó, aunque precisó que cualquier cambio en la hoja de ruta debe validarlo el Parlament.
Sobre un referéndum pactado, CDC y ERC comparten que no puede descartarse, pero pronostican que, tras las generales, no habrá una mayoría suficiente del Congreso para conseguirlo.
En cuanto a los candidatos de PP, de PSC y de C's, sólo les está uniendo su apuesta por que Catalunya siga en España, pero cada uno lo defiende con receta propia.
El resto del debate está siendo el mismo que en toda España: confrontar promesas sobre políticas económicas y sociales para liberarse de la crisis.
Ya han estado en Catalunya dos de los cuatro principales candidatos: Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (C's); pero aún no han llegado Pedro Sánchez (PSOE) ni el presidente que opta a la reelección, Mariano Rajoy (PP): el socialista estará el sábado en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y el popular el domingo en Lleida.
CANDIDATO A CANDIDATO
Xavier Domènech (EnComúPodem) está intentando replicar a los independentistas que es posible el referéndum como solución para solventar la relación de Cataluña con el resto de España, pero asegura que la clave para eso es apartar al PP, y sostiene que sólo están en disposición de lograrlo Unidos Podemos y sus alianzas en las comunidades.
La ERC de Gabriel Rufián se centra en dos mensajes, uno directo a EnComúPodem y otro velado a CDC: a los primeros les reprocha que su idea de reformar el Estado es imposible y que solo es viable el proyecto independentista; sobre los segundos afirma que no pueden ganar las generales en Cataluña, por lo que los republicanos se erigen en el "único" independentismo que puede vencer el 26J.
Francesc Homs está defendiendo la centralidad de CDC frente a los extremismos que ve en PP y Podemos; que CDC es el partido de los hechos, como demostraron poniendo las urnas el 9N; y que serán decisivos en unas elecciones en que harán valer "a precio de oro" sus votos, porque augura que ninguna de las cuatro grandes candidaturas podrá gobernar sola.
Juan Carlos Girauta (C's) --que ha compartido protagonismo con la líder en Catalunya, Inés Arrimadas-- ha insistido en que facilitarán un gobierno reformista, y ha puesto distancia tanto con el "inmovilismo" del PP como con el populismo que ve en Unidos Podemos, siendo menos incisivo con el PSOE al constatar el pacto que habían suscrito.
El popular Jorge Fernández Díaz ha pedido al PSOE abandonar las 'líneas rojas' con las que se negó a pactar con el PP tras el 20D, y ha apostado por una coalición constitucionalista --PP, PSOE, C's-- como alternativa moderada a un gobierno con Unidos Podemos porque cree que éste llevaría España a una quiebra como la de Grecia.
Meritxell Batet (PSC) acusa a PP y Podemos de "bloquear" un gobierno del cambio y asegurado que el acuerdo con C's ha caducado; y ha presentado propuestas para acabar con 'las cuatro crisis' --social, económica, institucional, territorial-- con actos de pequeño formato en horarios pensados para la conciliación laboral y junto a líderes socialistas, como el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y los exministros Ángel Gabilondo y Jordi Sevilla.