Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un acusado de pertenecer a Causa Galiza comparece en la AN como representante legal de la organización

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha tomado declaración este lunes a uno de los 10 detenidos el procedimiento en el que investiga a Causa Galiza, el entramado que presuntamente se dedicaba a enaltercer las actividades de Resistencia Galega, que ha comparecido como representante legal de la organización.
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 tomó declaración el pasado 2 de noviembre a los presuntos miembros de Causa Galiza, detenidos en el marco de la 'operación Jaro', y les puso en libertad tras imputarles un delito de integración en organización terrorista. Además, suspendió las actividades de la asociación por un periodo de dos años.
No obstante, la Sala de lo Penal obligó hace unos días al magistrado a levantar esta suspensión y le señaló que había tomado la decisión de prohibir las actividades sin escuchar con antelación la declaración de los representantes legales de la asociación, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
LABORES DE ENALTECIMIENTO
A juicio del juez, Causa Galiza enalteció las actividades terroristas de Resistencia Galega durante la celebración del 'Día da Galiza Combatente', cuya última edición se celebró el pasado 11 de octubre, y de los miembros de este grupo y de su antecedente, el Exercito Guerrillheiro do Povo Galego Ceive.
Sus presuntos miembros fueron detenidos en el marco de una operación que se desarrolló en Santiago de Compostela, Boiro y Muros (A Coruña), Pontevedra y Vigo. Un noveno arrestado, quedó en libertad por problemas de salud.
A los detenidos se les incautaron documentos en los que la organización reconocía que no rechazaban el uso de la violencia para conseguir sus fines, en referencia a la independencia de Galicia.
Entre ellos se encuentra Antón Arias Curto, de 71 años, que lleva más de la mitad de su vida impulsando movimientos armados en Galicia. Primero se integró en la Loita Armada Galega (LAG), después en el Exercito Guerrillheiro do Povo Galego Ceive y finalmente en Resistencia Galega.