Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayo Lara asegura que "Allende quería servidores de lo público, de lo que deberían tomar nota en España"

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha resaltado este miércoles la figura del que fuera presidente de Chile Salvador Allende, afirmando que "su valentía" y "compromiso" debería ser ejemplo para los gobernantes de hoy, en especial de aquellos que no se sabe muy bien a qué intereses dicen servir.
Con motivo del 40 aniversario del golpe de Estado a Allende, Lara ha acudido a un acto conmemorativo en el Ateneo de Madrid en el que, secundado por representantes de los principales sindicatos españoles y otras personalidades de la izquierda, ha destacado la figura de Allende, la cual ha servido de "referente moral y político" para todas las generaciones de la izquierda, por "su vida dedicada a construir un camino al socialismo mediante la democracia y a forjar la unidad entre la izquierda y la clase trabajadora".
"Allende no quería el poder por el poder. Despreciaba a los que llegaban a la política a medrar, a ocupar el cargo por el cargo, que es lo que se hace aquí. Quería servidores de lo público, algo de lo que deberían tomar nota en España", ha asegurado el coordinador de IU.
"Un país de puertas giratorias, donde no sabemos si gobiernan los gobernantes elegidos por los ciudadanos, o gobiernan las multinacionales o los consejos de administración de las empresas en los que se sientan algunos de los que fueron gobernantes y se sentarán a lo mejor algunos de los que hoy gobiernan", ha denunciado.
Lara ha destacado los logros sociales conseguidos por el escueto periodo de Gobierno de Allende, que, según él, encontró sus detractores en los de siempre, en "los grandes latifundistas y oligarcas, en el imperialismo estadounidense y en los militares insurrectos".
El coordinador de IU ha recordado el papel de su partido como acusación particular contra el general Augusto Pinochet, de quien dijo "ocupará, sin exculpación alguna, las páginas más negras de la historia".
El acto se inició leyendo una crónica de aquel día 11 de septiembre de 1973, intercalándose con las intervenciones de otros invitados como la de representantes de Comisiones Obreras (CCOO) y el de la Unión General de Trabajadores (UGT), o el que fuera ministro de Trabajo en la primera legislatura del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, Jesús Caldera, para terminar con un documental sobre el homenajeado.