Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayo Lara expresa en una carta a Rajoy su preocupación por la situación en Sniace

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha escrito una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para expresarle su preocupación por la situación de los trabajadores de Sniace que cree que se debe no sólo a la crisis económica y la "mala gestión empresarial", sino también a "algunas decisiones políticas" que afectan a muchas empresas pero "especialmente" a ésta.
En su carta, Lara apunta a decisiones como la anulación por parte del Gobierno regional del concurso eólico de Cantabria, del que Sniace era uno de los adjudicatarios; o la "negativa" del Ejecutivo de Ignacio Diego a avalar el crédito de 60 millones de euros ya concedido por el Banco Europeo de Inversiones para construir la planta de bioetanol, con una inversión superior a los 120 millones de euros.
El líder de IU también señala a medidas nacionales como la Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética que, según dice, "afecta impositivamente de manera doble" a Sniace en su calidad de empresa cogeneradora (vendedora de electricidad y compradora de gas).
Además, Lara acusa también de la situación de Sniace al "fuerte retroceso" de las partidas destinadas a inversión industrial en los dos últimos años y que en los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) para 2013 "se reducen un 38%".
El coordinador federal explica a Rajoy en esa carta, fechada el 9 de enero y de la que ha informado IU Torrelavega, que la plantilla cree que la situación puede ser "reversible" pero que la empresa "no tiene voluntad para ello".
"La amenaza es seria y, aunque los trabajadores quieren que la llama de sus reivindicaciones no se apague, tampoco esconden que será difícil porque las 533 cartas de despido pesan como una losa", ha dicho.
Para concluir, Lara ha manifestado al presidente del Gobierno que "desde las instituciones y las formaciones políticas" no se puede "permitir que sigan teniendo lugar situaciones como las que están ocurriendo en empresas como Sniace, pero también en Golden Line (ahora Konecta) o Solvay, todas ellas radicadas en la comarca del Besaya".