Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centella propone que el PCE recupere su autonomía electoral frente a IU, aunque no se plantea abandonar la organización

El secretario general del Partido Comunista de España (PCE), José Luis Centella, cree que ha llegado el momento de que el partido recupere la autonomía electoral que había delegado en IU hace 24 años, aunque deja claro que esto no implica voluntad alguna de abandonar la organización.
En una carta remitida a su militancia, recogida por Europa Press, Centella aborda la situación del PCE antes de la celebración de su XX Congreso, que tendrá lugar el sábado 9 de abril, y sale al paso de las críticas que acusan a la actual dirección del partido de querer abandonar IU o "entregársela" a terceros.
A su juicio, es hora de que el PCE se fortalezca "en lo político y en lo organizativo" y para ello recoge la propuesta ya planteada por distintos territorios para recuperar en sus estatutos sus competencias electorales, que delegaron en IU en 1992, cuando la organización superó la fórmula de coalición electoral y adquirió, jurídicamente, la de partido político.
"Hay quien pretende hacer creer que esta propuesta plantea nuestro abandono de IU y con rotundidad les digo, una vez más, que no se den tanta prisa, que no les vamos a dejar el terreno libre para que lleven a IU a las filas del reformismo", deja claro en la misiva.
Centella asegura sentirse "orgulloso" de seguir formando parte de una organización como IU y se reafirma en su voluntad de "seguir caminando" junto a sus militantes. "Estamos convencidos de que así lo haremos en mejores condiciones, desde nuestra propia soberanía, sin más ataduras jurídicas", argumenta.
DESBORDAR IU
Eso sí, explica que, a su juicio, IU debe recuperar su carácter de Movimiento Político y Social "sobre la base de nuevas formas de hacer política" y plantea el reto de trabajar para que sindicalistas, feministas, ecologistas y republicanos "desborden" la actual IU "desde la más amplia unidad popular".
"La actual dirección del PCE no se plantea ni abandonar IU, ni entregársela a nadie, daremos la batalla política por IU, por los principios fundacionales de IU y confrontaremos con quienes desde una supuesta defensa de sus siglas y su identidad la quieren llevar a formar parte del proyecto reformista, como la izquierda del régimen", insiste.
En este sentido, avanza que, en la XI Asamblea de IU del mes de junio, el PCE dará "la batalla" por una organización "anticapitalista, federal, republicana, antipatriarcal, organizada como Movimiento Político y Social, que aspire a conquistar el socialismo e implicada en el apasionante proyecto de construir la más amplia unidad popular".
ESTRATEGIA DE RUPTURA
Centella afronta este periodo con la convicción de que el PCE no puede repetir el "error" cometido entre los años 1977 y 1982 y abandonar la estrategia de ruptura "porque las matemáticas parlamentarias sean desfavorables". Según explica, su apuesta es "mantener una estrategia rupturista para no legitimar al régimen".
Y sostiene que esta estrategia de ruptura implica recuperar una fortaleza social que supere la "debilidad electoral", planteando reforzar la política Convergencia Social y Política que ya aprobó el partido en 1983.