Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Central Nuclear de Almaraz estará en funcionamiento diez años más

La autorización actual de la planta cacereña ha sido comunicada a primera hora de esta mañana aunque la firma de la misma tiene fecha del lunes y está rubricada por el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín.
Con esta autorización, la Unidad I y la Unidad II de la CNA cumplirán en 2020 los 39 y 37 años de funcionamiento, por debajo de lo que se considera ciclo útil en una planta de este tipo, fijado en 40 años. 
Para el responsable de Relaciones Institucionales, Aniceto González, esta decisión supone un reconocimiento al trabajado desarrollado en estos años y que ya puso de manifiesto el pasado mes de abril el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que remitió a Industria un informe favorable basado "en el correcto funcionamiento y el mantenimiento del nivel de seguridad adecuado para continuar su operación".
Según el portavoz de la CNA, "no tenía mucho sentido" prescindir en el momento actual de una planta que produce energía para cuatro millones de hogares españoles, que espera aumentar si se autoriza el próximo mes de diciembre una subida de producción para la Unidad II tras serle concedida recientemente para la Unidad I.
Con esta autorización, la Unidad I y la Unidad II de la CNA cumplirán en 2020 los 39 y 37 años de funcionamiento, por debajo de lo que se considera ciclo útil en una planta de este tipo, fijado en 40 años.
No obstante, González confía en que, como ya ocurre en más de la mitad de las plantas nucleares de Estados Unidos, la vida útil se pueda ampliar, por lo que ha asegurado que seguirán trabajando para mejorar "como hemos hecho siempre hasta ahora".
El responsable ha indicado también que "muy pocas" instalaciones tienen tantos controles sobre su funcionamiento y han de cumplir tantas medidas de seguridad como las que el CSN impone a la centrales nucleares. EPF