Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Centro Tomás Moro denunció a Maestre "por la defensa de los Derechos Humanos" y no porque fuera conocida

El Centro Jurídico Tomás Moro ha asegurado este martes que denunció a Rita Maestre tras el 'asalto' a la capilla de la Complutense el 10 de marzo de 2011 "por la defensa de los Derechos Humanos según la declaración adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948".
De este modo, el Centro Jurídico ha negado que denunciara a la portavoz del gobierno municipal de Manuela Carmena porque fuera "conocida" en la Universidad o por una decisión política, en relación a las declaraciones de Maestre de este martes en una entrevista de el diario 'El País'.
"Desde este Centro Jurídico no podemos ni afirmar ni negar si era o no conocida en la universidad, lo que sí podemos afirmar categóricamente es que no se iniciaron actuaciones penales con ninguna intención política dado que la querella fue presentada el 22 de marzo de 2011, cuando ni ella ni ninguno de los intervinientes en la profanación tenían ningún tipo de perfil político conocido", han asegurado desde Tomás Moro.
Además, desde Tomás Moro aseguran que "los artículos del Código Penal por los que serán juzgados los imputados tratan de impedir la comisión de delitos de odio u hostilidad por motivos racistas, antisemitas, ideológicos, religiosos, de creencias, al igual que tratan de evitar la comisión de delitos por pertenencia a una determinada etnia, raza, nación, sexo, orientación sexual o discapacidad".
Del mismo modo, el Centro Jurídico ha afirmado no tener una orientación conservadora cristiana ni desarrollar ninguna actividad política que pueda ser catalogada "como conservadora o progresista". "Nuestra orientación es católica con respeto profundo al resto de credos cristianos amparados igualmente por el Derecho Fundamental de Libertad Religiosa consagrado tanto en nuestra Constitución como en numerosos textos internacionales", ha señalado el Centro Jurídico.
En este sentido, el Centro Jurídico también muestra su disconformidad al tratar de minimizar los hechos que serán objeto de juicio, por cuanto la profanación de una capilla no sólo afecta a los católicos, sino que en el caso de demostrarse judicialmente los hechos se estaría demostrando la violación de los Derechos Humanos más elementales como son la libertad de pensamiento, conciencia y religión.
Además, desde Tomás Moro han recordado que "las verdaderas víctimas de los tristes acontecimientos acaecidos el 10 de marzo de 2011 son los católicos que fueron testigo del escarnio a sus creencias más íntimas, al igual que todos aquellos estudiantes que siendo amantes de la libertad, aún sin ser católicos, vieron como un grupo de personas trataba de imponer sus ideas de forma violenta".