Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de 30 detenidos por explotar a trabajadores en la mayor redada de los Mossos

La operación ha movilizado durante todo el día a unos 750 agentes. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Los Mossos d'Esquadra han detenido hoy a una treintena de personas acusadas de explotar a trabajadores en condiciones infrahumanas en talleres ilegales de Mataró (Barcelona), en la que ha sido la mayor redada de la policía catalana, que ha movilizado durante todo el día a unos 750 agentes.
La operación policial se ha iniciado hacia las 09.30 horas, cuando los Mossos han efectuado entradas simultáneas en un total de 72 pisos y locales de Mataró que servían de taller textil clandestino, donde al parecer trabajan y vivían en condiciones infrahumanas ciudadanos de origen chino.
En las entradas a estos talleres de confección, los Mossos han detenido al menos a una treintena de personas, también de origen chino, acusadas de integrar una red que atentaba contra los derechos de los trabajadores.
La operación policial sigue abierta, por lo que no se descarta que el número de detenidos pueda aumentar en las próximas horas.
Cuando los agentes han entrado en los locales han encontrado a numerosas víctimas de la organización, que han sido liberadas.
La operación, que ha llenado de furgonetas y agentes de la policía catalana la comarca barcelonesa del Maresme, ha estado dirigida por la unidad central de tráfico de seres humanos de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, en estrecha colaboración con la Fiscalía de crimen organizado.
El conseller de Interior, Joan Saura, ha desvelado que hasta el mediodía ya se habían detenido entre veinte y treinta personas, algunas en firme y otras pendientes de identificar.
En sus declaraciones a los periodistas, Saura ha destacado la importancia de este operativo -que es el más grande que han desplegado hasta ahora los Mossos, sin tener en cuenta los dispositivos de orden público-, ya que en total se han movilizado a 750 agentes de diversas comisarías y unidades policiales.
"Es una muestra clarísima de la eficiencia y la profesionalidad de los Mossos para combatir el crimen organizado", ha remarcado Saura, que ha felicitado a los agentes por el operativo, "el más importante -ha dicho- que se ha hecho en Cataluña contra la explotación laboral y el tráfico de seres humanos".
Los talleres textiles clandestinos que han sido inspeccionados y precintados por los Mossos están situados en diferentes calles de los barrios de Cerdanyola, Pla d'En Boet, Eixample y La Habana de Mataró.
Los Mossos han inspeccionado, además, pisos particulares de ciudadanos de origen chino que también utilizaban como taller textil.
En algunos casos, los agentes han encontrado locales y pisos altillos donde se hacinaban los trabajadores.
El dispositivo, denominado "Operativo Wei", se ha organizado para detener a los responsables de una red acusada de cometer delitos contra los derechos de los trabajadores.
En los registros, los agentes se han hecho con material y documentación para proseguir con las pesquisas.
La investigación la instruye el juzgado de instrucción número 2 de Mataró, que ha decretado el secreto del sumario.
El subjefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos, el inspector Josep Monteys, tiene previsto comparecer mañana para dar más detalles de este operativo.
El amplio despliegue policial ha provocado revuelo y curiosidad entre los vecinos de Mataró, poco acostumbrados a una operación policial de tanta envergadura.
Algunos vecinos se han quejado de que los talleres clandestinos estaban en funcionamiento de día y de noche, por lo que les molestaban a la hora de dormir, y han dicho que de los locales salían continuamente bolsas llenas de artículos de confección.