Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez: "Si ladran los perros, es porque estamos cabalgando"

En declaraciones a los periodistas, ha lanzado este mensaje a la salida del hotel madrileño desde el que se ha desplazado al Palacio de la Moncloa para reunirse con Zapatero. La cita con el presidente del Gobierno es previa a la que va a mantener con el Rey en el Palacio de la Zarzuela durante su breve visita a Madrid con la que pone fin a su gira por Oriente Próximo, el Magreb y Europa del Este.
"Es una parada de trabajo y de afecto. Nos hemos detenido aquí para una reunión de amigos, somos amigos del presidente Zapatero, del Rey Don Juan Carlos, para conversar sobre la política y la economía", ha comentado.
Según Chávez, la relación política, económica y social entre España y Venezuela es "muy importante" y debe entablarse "en condición de igualdad, de afecto y sin hacerle caso a los pregoneros de la mentira que andan por todos los lados".
El presidente venezolano ha cifrado en unos 8.000 millones de euros los contratos de las empresas españolas que tienen negocios en su país. "Es una cifra bastante grande, tenemos que cuidarla. España es un país muy importante para nosotros y tenemos grandes amigos aquí", ha apuntado Chávez.
Ha insistido en que no le preocupa la "mediática furibunda oposición" que hay en España contra su ideología bolivariana. "Yo, ni le hago caso. Como Cantinflas, 'yo a ti ni te ignoro'. Nosotros tenemos nuestra verdad y luchamos por la unión entre América Latina", ha apostillado.
Chávez ha concluido asegurando que el Quijote de Miguel de Cervantes tenía un "pensamiento socialista, muy humanista". "Aquí estamos en tierra de La Mancha, muy cerca está La Mancha, y aquel jinete de La Mancha y la gran obra y el gran pensamiento del Quijote es un pensamiento socialista, muy humanista. Aquello que dice: 'ladran los perros, si ladran es porque estamos cabalgando'", ha parafraseado.
 
"Se ha dejado barba, como Fidel"
Al finalizar el encuentro con Zapatero, Chávez se ha dirigido al Palacio de la Zarzuela, donde ha sido recibido por Don Juan Carlos. Al saludarle, Chávez, en un tono distendido, le ha comentado "se ha dejado barba, como Fidel". "Para cambiar un poco el 'look'", ha contestado en el mismo tono Don Juan Carlos a Chávez.
El Rey ha salido al encuentro de Chávez cuando éste entraba en el Salón de Audiencias de la Zarzuela. Ambos se han saludado con un caluroso apretón de manos, mientras intercambiaban sonrientes unos primeros comentarios.  Tras posar para los numerosos informadores gráficos y cámaras de televisión, el Rey y el presidente venezolano han pasado al despacho del Monarca para mantener una reunión privada, a la que han asistido los jefes de la diplomacia de España, Miguel Angel Moratinos, y Venezuela, Nicolás Maduro. Chávez ha abandonado la Zarzuela menos de 45 minutos más tarde.
Detractores y defensores
En su visita a España, le han seguido tanto detractores como defensores. A su salida del hotel para reunirse con Zapatero, Chávez ha saludado al medio centenar de seguidores que aguardaban con pancartas en las que se leía "Bienvenido presidente", "Chávez, amigo, España está contigo", "La revolución bolivariana avanza en España" o "Manos fuera de Cuba y Venezuela".Después de saludar desde la distancia con la mano y con el puño cerrado, el mandatario venezolano ha bajado del coche oficial durante unos segundos para agradecer el apoyo brindado por sus partidarios.
Sin embargo, tras ser recibido por el Rey, Chávez se ha dirigido a una librería del centro de la ciudad, donde decenas de personas le han increpado. Con gritos de "Fuera Chávez", "Sinvergüenza" y "Amigo de Ahmadineyad", decenas de personas congregadas frente a la Casa del Libro de la Gran Vía madrileña recibieron al presidente venezolano, mientras otro grupo le vitoreaba y recriminaba a sus detractores, coreando "Viva Cuba".