Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile habilita un muevo terminal marítimo para el comercio de Bolivia

Más de un siglo después de que las terminales de Arica y Antofagasta entraran en funcionamiento, ahora se incorporará el puerto de Iquique, después de que Chile haya adaptado su legislación interna, según la información de la Dirección de Fronteras y Límites citadas por el periódico. EFE/Archivotelecinco.es
El Gobierno chileno habilitará un nuevo terminal marítimo de libre tránsito que le permitirá a Bolivia disponer de almacenaje gratuito en el puerto de Iquique, a 1.857 kilómetros al norte de Santiago, informó hoy la prensa.
El inicio de operaciones de este terminal, el tercero de este tipo, está pendiente sólo del intercambio de notas en las cancillerías de ambos países, que mantienen un tratado de libre tránsito desde 1904, según informa hoy el diario "El Mercurio".
Más de un siglo después de que las terminales de Arica y Antofagasta entraran en funcionamiento, ahora se incorporará el puerto de Iquique, después de que Chile haya adaptado su legislación interna, según la información de la Dirección de Fronteras y Límites citadas por el periódico.
El libre tránsito es un régimen jurídico que exime de tasas y contribuciones el paso de cargas de todo tipo y en todas circunstancias.
Bolivia perdió sus 400 kilómetros de costa en la Guerra del Pacífico, conflicto de finales del siglo XIX en el que fue aliada de Perú contra Chile, que derrotó a ambos países.
Los puertos de Pacífico juegan un papel importante en el comercio de Bolivia, ya que por ellos pasa el grueso de sus exportaciones, equivalente a unos 3.000 millones de dólares.
Según la Dirección de Fronteras y Límites de la Cancillería en los puertos chilenos habilitados para el libre tránsito, Bolivia ejerce controles aduaneros y goza de gratuidad en el almacenamiento de mercancías por un plazo de un año para las importaciones y de dos meses para las exportaciones, coste que es absorbido por el Estado chileno.
Bolivia no mantiene relaciones diplomáticas con Chile desde 1962, salvo un paréntesis abierto en los años 70 por los entonces dictadores de ambas naciones, Hugo Bánzer y Augusto Pinochet, respectivamente.
Desde 2006, Chile y Bolivia han experimentado un inusitado acercamiento de la mano de sus presidentes Michelle Bachelet y Evo Morales, quienes aprobaron una agenda bilateral de trece puntos que incluye la demanda marítima boliviana.