Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición acusa a CiU y ERC de avalar un Presupuesto catalán deficiente a cambio de celebrar la consulta soberanista

PSC, PP, ICV-EUiA y C's han cargado este miércoles contra CiU y ERC porque consideran que aprobarán por la tarde unos Presupuestos catalanes de 2014 deficientes a cambio de celebrar la consulta de autodeterminación el próximo 9 de noviembre.
En el debate parlamentario, la oposición catalana ha interpretado que ERC avala unas cuentas "impropias" para un partido de izquierdas e imposibles de cumplir, con la única finalidad de forzar al Govern de Artur Mas a avalar que la consulta sea este año.
El portavoz del PSC en la Cámara catalana, Maurici Lucena, ha criticado que lo que esta tarde aprobará el Parlament no son las cuentas, sino "una pregunta encadenada y una fecha para una consulta que admiten en privado --CiU y ERC-- que no se hará".
También el diputado del PP José Antonio Coto ha acusado al presidente Artur Mas de estar escondido detrás de una bandera 'estelada' en lugar de afrontar la crisis, y ha sentenciado que ha intercambiado con ERC unos "presupuestos fantasma" por la consulta.
El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, se ha dirigido a los diputados de ERC para lamentar que secunden unos presupuestos de derechas, y ha censurado que lo fíen todo a la consulta soberanista: "Un país normal sería aquel en que ICV-EUiA no seríamos los únicos en votar 'sí' a la consulta y 'no' a los presupuestos antisociales".
El diputado de C's Jordi Cañas ha asegurado que las cuentas no se aprueban este miércoles sino que se rubricaron el 12 de diciembre cuando se firmó el acuerdo para fijar la fecha y la pregunta de la consulta, por lo que ha acusado a todos los que suscribieron ese pacto --CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP-- de ser "cómplices necesarios".
Para el diputado de la CUP David Fernández la elaboración de los Presupuestos ha sido "una crónica torpe de un robo, un secuestro social y un atraco", y ha lamentado que las cuentas llevan la firma de la 'Troika' y la canciller alemana, Angela Merkel.
REPLICAS DE ERC Y CIU
El diputado de ERC Pere Aragonès ha admitido que las cuentas son insuficientes para revertir los recortes y satisfacer todas las necesidades sociales, pero ha defendido que se constata el esfuerzo para paliar los ajustes a través de nuevos impuestos y se aumentan partidas como las becas comedor, las ayudas al alquiler o la Renta Mínima de Inserción.
Aunque los republicanos niegan que la consulta y las cuentas estén relacionados, Aragonés ha dicho que su partido aspira a que las de 2014 sean los últimos presupuestos autonómicos de la historia para Catalunya: "Estamos seguros de que el pueblo catalán decidirá este 2014 en las urnas".
El diputado de CiU Antoni Fernández Teixidó ha afeado a la oposición que hable de alternativas a los presupuestos sin concretarlas, y ha ensalzado el trabajo del Govern para combinar los esfuerzos por la recuperación económica, la preservación del gasto social y la lucha contra el déficit.
PRIVATIZACIONES Y CONCESIONES
La oposición, que ha criticado la ausencia en el hemiciclo durante el debate presupuestario de los líderes de CiU y ERC, Artur Mas y Oriol Junqueras, también ha insistido en exigir al Govern que aclare de dónde saldrán los 2.300 millones que las cuentas prevén ingresar en concepto de privatizaciones y concesiones.
Lucena ha dicho que la incógnita sobre estas privatizaciones es la "gran caja negra" de estos presupuestos, y ha censurado que es parlamentariamente intolerable y éticamente reprobable que las cuentas se aprueben este miércoles sin conocer el origen de estos ingresos.
Teixidó ha defendido que el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, no detalle todavía qué activos pueden ser vendidos ni qué concesiones pueden hacerse para no "mostrar todas las cartas" y debilitar la posición del Govern en la negociación con los posibles compradores.